TENIS

Los mejores no están al margen del dopaje

El mundo del tenis se ha visto sacudido por varios casos de doping positivo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Guillermo Coria fue suspendido en 2011. Foto: AFP

El tenis ha tenido varios casos de dopaje y algunos de ellos de referentes mundiales. En ese sentido, una camada de la Legión Argentina dio positivo en un lapso no tan grande.

En 2004, Mariano Puerta dio positivo por Clembuterol y en Roland Garros 2005 reincidió por Epilefrina. En primera instancia fue sancionado por nueves meses y luego por ocho años reducidos a dos.

A Guillermo Coria le encontraron Nandrolona en el Godo de 2001 y lo sancionaron por sietes meses, en tanto que Guillermo Cañas estuvo 15 meses fuera por consumo de hidroclorotiacida (inicialmente la pena era de dos años). En el caso de Coria se detectó que estaba dentro de un suplemento alimenticio al que el jugador le hizo una demanda.

Juan Ignacio Chela fue sancionado en 2001 por tres meses pero se le anularon los resultados de los ocho meses anteriores a su positivo.

Otros casos notables fueron los de Mats Wilander, que dio positivo de cocaína en 1995 en Roland Garros y lo mismo le pasó a Karel Novacek. Ambos negaron el consumo y tuvieron tres meses de suspensión.

Petr Korda ganó Australia en 1998 y dio positivo de Nandrolona en Wimbledon de ese año. Fue sancionado con pérdida de puntos y ganancias.

En damas, Martina Hingis admitió en 1991 que había dado positivo de cocaína en Wimbledon. Luego negó haber consumido, pero a los dos años (lo que duró su sanción) regresó al circuito como entrenadora. Es uno del mundo en dobles y acaba de ganar Roland Garros en mixtos.

Otros casos fueron los de Marin Cilic en 2013, Richard Gasquet en 2009 y Viktor Troicki, quien fue sancionado por no presentarse a un control y regresó el año pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)