TENIS

Martina Navratilova criticó la actitud de Serena Williams y apoyó a Ramos

Quien fuera rutilante figura del tenis femenino en la década de 1970 y 1980 reconoció que "tiene algo de razón" cuando habla de un doble estándar para las mujeres, pero entiende que "necesitamos echar un vistazo a nuestro deporte sin lentes de color rosa".

Serena Williams junto a Martina Navratilova en Roland Garros 2015
Serena Williams junto a Martina Navratilova en Roland Garros 2015

Hablar de Martin Navratilova es hacerlo de lo más grande que tuvo el tenis femenino a lo largo de su historia. Nacida en República Checa pero nacionalizada estadounidense, la zurda ahora miembro del Salón de la Fama del tenis mundial consiguió 167 títulos, inlcuidos 18 Grand Slams, cuatro de ellos en Estados Unidos. Por lo tanto, se trata de una voz autorizada.

Navratilova fue muy crítica con Serena Williams por las escenas que protagonizó en la final del US Open ganada por Naomi Osaka, en la que perdió los estribos al ser penada por el árbitro principal Carlos Ramos con un warning por recibir indicaciones de su entrenador Mouratoglou, luego con otro que le valió un punto por romper la raqueta al perder su servicio en el 3-1 del segundo set y finalmente impuesta con el castigo de la pérdida de un juego por llamar ladrón al árbitro.

En una extensa columna publicada por el New York Times, Navratilova hace un repaso de lo ocurrido y deja sus conclusiones. Aquí los pasajes principales:

• "Serena Williams tiene algo de razón. Hay un doble estándar para las mujeres cuando se trata de cómo se castiga el mal comportamiento, y no solo en tenis. Pero en su protesta contra el umpire durante la final del US Open del sábado, en parte no tiene razón. No creo que sea una buena idea aplicar un estándar de 'si los hombres pueden salirse con la suya, las mujeres también deberían poder hacerlo'. Por el contrario, creo que la pregunta que debemos hacernos es la siguiente: ¿cuál es la forma de comportarse para honrar nuestro deporte y respetar a nuestros oponentes?”

• La Sra. Williams insistió que no había hecho trampa, que no había recibido indicaciones de su entrenador y, por lo tanto, no debía ser sancionada. Ella estaba recibiendo indicaciones, como el Sr. Mouratoglou admitió después del partido, y si ella lo supiera o no, no es discutible. Así que a esta altura ya había recibido una advertencia y había roto su raqueta: una violación automática. El Sr. Ramos, efectivamente, no tuvo más remedio que descontarle un punto”.

• “Gran parte de la cobertura se ha centrado en lo que sucedió cuando la Sra. Williams confrontó al Sr. Ramos por segunda vez, exigiendo una disculpa y llamándolo ladrón. El Sr. Ramos le entregó a la Sra. Williams una tercera violación del código, lo que le costó un juego completo”.

• “Sí, de hecho, los hombres son tratados con una vara de medir diferente por las mismas transgresiones, esto debe ser examinado a fondo y debe ser reparado. Pero no podemos medirnos por lo que creemos que también debería ser poder salirse con la suya. Este es el tipo de comportamiento que nadie debería utilizar en la cancha. Hubo muchas ocasiones en las que yo estaba jugando y que quería romper mi raqueta en mil pedazos. Luego pensé en los niños mirando. Y a regañadientes me aferré a eso”.

• “La Sra. Williams fue absolutamente maravillosa con la Sra. Osaka después del partido. Una verdadera campeona. Pero durante el partido, bueno, ya dijimos lo suficiente. La forma como Osaka se comportó tanto durante como después del partido fue realmente inspiradora”.

• “Necesitamos echar un vistazo a nuestro deporte sin lentes de color rosa y eliminar cualquier inconsistencia y prejuicio que pueda existir. El tenis es un deporte muy democrático y debemos asegurarnos de que siga siendo así. Pero también necesitamos que los jugadores, como individuos, se comporten con respeto por el deporte que tanto amamos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º