TENIS

Un mal debut en la Davis

Colombia aventaja 2-0 a Uruguay al final de la primera jornada de la serie de Grupo Americano I de la Copa Davis y día como el que se vivió en el Carrasco Lawn Tennis Club, sólo tiene lugar en esta competencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Francisco Flores

Alejandro González, el segundo tenista de la visita, derrotó a Pablo Cuevas, quien terminó el partido de primera hora acalambrado, y Martín Cuevas, pese a perder, le ganó nueve games consecutivos a Santiago Giraldo y lo dominó en varios pasajes del partido.

Día de emociones, drama, suspenso, situaciones que podrían haber generado una trama casi documental de cómo cambia todo en la Davis. Pablo Cuevas, 23 del mundo y mejor tenista del continente, comenzó arrasando en el primer set y medio a González, 90 del mundo, pero terminó llorando boca abajo sobre el polvo de ladrillo del estadio luego de perder un encuentro en el que debió pedir fisioterapeuta, y que se le fue escapando a medida que perdía movilidad en cancha.

González derrotó 2-6, 6-4, 4-6 6-1 y 6-4 a Cuevas luego de tres horas y 20 minutos de partido y encendió la primera alarma de la serie, ya que no sólo obtuvo el punto, sino que sumó un detalle fundamental extra: desgastó hasta el cansancio extremo a la principal arma de que dispone Uruguay para los tres días.

"Pablo Cuevas pagó el precio de su fantástica temporada sobre polvo de ladrillo", explicó Mauricio Hadad, el capitán colombiano tratando de explicar lo que le sucedió su principal rival. "Por otro lado Alejandro supo manejar un partido que le planteaba complicaciones extras, porque no es fácil jugar ante un tenista que va decayendo físicamente", agregó.

En el entorno de Pablo Cuevas la situación era de atención pero no de alarma extrema. Sin daños estructurales en su cuerpo, o sea sin lesiones, y básicamente con el padecimiento del regreso al entorno de la Copa Davis como local, una sensación olvidada hace ya cuatro años en su carrera, Cuevas finalizó pagando por el estrés vivido en cancha más que por deficiencia física.

"Es difícil decir que fue positivo lo que hizo "Bebu" Cuevas porque perdió, pero es gratificante cómo jugó", sostuvo Enrique Pérez Cassarino respecto al desempeño del menor de los Cuevas en cancha ante Santiago Giraldo.

"Entré nervioso pero a medida que pasaban los peloteos me di cuenta que entraba en el ritmo del partido y me sentí más cómodo", dijo "Bebu". El uruguayo tuvo chance de cerrar el primer set, pero lo perdió en el tie break, luego comenzó perdiendo 30 pero ganó nueve games seguidos al 32 del mundo (Martín está 420) y lo dominó en juego y le sostuvo los intercambios.

Como su hermano un rato antes, Martín comenzó a sentir síntomas de cansancio (en el 3-3 y 30-30 del tercer set se desplomó acalambrado pero logró seguir) y de apoco su efectividad fue mermando. Potente en el servicio, arriesgado en el juego, ilusionó a la tribuna.

Sin embargo, en los games finales, Giraldo, quien pidió a los medios expresamente que no le preguntasen sobre este partido porque lo jugó mal, cerró el encuentro en base a experiencia y a talento para salir de la madeja.

"Nuestro pronóstico más optimista era irnos del viernes 2-0, pero si terminábamos 1-1 también estaba bien", confesó Maurio Hadad, capitán colombiano. "Cuando vi que Giraldo me daba chances y me dejaba jugar, me fui soltando. Por un lado siento que jugué un gran partido, pero no pude ganar y al final sentí el esfuerzo", confesó Bebu Cuevas.

"Nosotros confiábamos en que podíamos estar en ventaja y por suerte Alejandro (González) dio la sorpresa", aseguró Giraldo al finalizar la jornada y antes de marchar al hotel.

"Tenemos que recuperar a los hermanos Cuevas para seguir con vida en esta serie", aseguró Enrique Pérez Cassarino, capitán de los celestes, reafirmando su intención de poner a Martín y Pablo en cancha este sábado ante Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, octavos del mundo en la modalidad.

El partido de dobles puede ser la llave para una tercera oportunidad consecutiva de jugar el Repechaje para el Grupo Mundial por parte de Colombia, o una bocanada de aire para Uruguay con la intención de llegar con vida al domingo.

A las 13 se iniciará el partido, pero antes tanto el club local como la Federación Internacional de Tenis rendirán sendos homenajes a tenistas con destacada trayectoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)