TENIS

"Trabajamos para estar listos"

Además de ser el entrenador oficial de Pablo Cuevas, Facundo Savio es antes su amigo de la infancia, con quien compartió sueños en el tenis y toda una vida en Salto. Hoy, el destino, la amistad, el profesionalismo, los puso como entrenador y entrenado, y juntos han marcado el hito de tres títulos ATP. “Nada ha cambiado. Trabajamos con la misma pasión que cuando íbamos a challenger”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Facundo Savio entrena a Pablo Cuevas. Foto: Archivo El País.

—¿En qué se basa el crecimiento de Pablo Cuevas?

—No sé si es un crecimiento, pero sí una ratificación del excelente final de año que tuvo. Se trabajó muy duro en la pretemporada. Empezamos pisando fuerte en Sídney con una gran victoria frente a Almagro, luego tocó un partido muy complicado contra Kukushkin. En Melbourne teníamos mucha expectativa en el single pero se tuvo un mal día. En dobles mostró la categoría que tiene llegando a semis de mixto y cuartos. Estábamos bien preparados para tener una buena primer semana en la temporada de polvo de ladrillo.

—¿Cómo fueron manejando cada ronda en San Pablo, acercándose a la final?

—Frente a Vesely estuvimos a un paso de irnos. Era la primera vez que lo enfrentábamos y no lo conocíamos mucho. La cancha no estaba fácil para jugar, además de que había un poquito de altura. Vesely sacó para partido en el tercer set pero por suerte revertimos. Ya en octavos, cuartos y semis, Pablo tuvo una mejor sensación. El partido frente Almagro en cuartos fue el punto de inflexión. La final, y son finales. No se pudo ver el mejor tenis de Pablo pero aun así ganó, y eso a veces tiene más mérito, porque cuando jugás mal y tenés malas sensaciones el desgaste y la presión es mayor. No se puede ganar siempre jugando bien, como lo había hecho en las dos finales anteriores de Bastad y Umag.

—¿Cómo vive el hecho que Pablo sea el mejor uruguayo en la historia del ranking de ATP?

—Nuestro objetivo no estaba ahí, sino en el de estar cada vez más cerca del grupo de los mejores. Sabíamos que si hacíamos las cosas bien, una de las consecuencias podía ser que Pablo tuviera el mejor ranking uruguayo de la historia del tenis, lo cual nos enorgullece.

—¿Cómo se prepara un partido ante Rafael Nadal, en este momento de Pablo y siendo la primera vez que enfrenta a uno de los "fantásticos"?

—La preparación es la misma. Trabajamos mucho para estar listos y dar batalla en cada partido, ya sea Nadal u otro. Tal vez en estos casos la ansiedad crece un poquito más y hay que poner más energía en mantener la calma y la concentración.

—¿Cómo tomó la reacción final de Pablo en el tercer set?

—Creo que no fue el mejor final y que habrá que mejorar. Tendríamos que poner el foco en otro lado y ver todo lo bueno que hizo en el partido y lo que viene haciendo.

—¿Cómo llevan la convivencia ahora que hay más exigencias?

—Nada ha cambiado. Trabajamos con el mismo entusiasmo y pasión que cuando íbamos a los challenger. Hay semanas más duras que otras pero lo importante es nunca perder de vista los objetivos.

—¿Siente que sigue su crecimiento en el mundo de los entrenadores profesionales?

—Me siento parte de un equipo. No me comparo mucho con otros entrenadores. Inevitablemente cuando los resultados ayudan te sentís cada vez más seguro en tu rol. También se siente el respeto de los otros equipos.

Ellos son favoritos

"Tenemos un encuentro muy difícil contra Colombia, donde ellos son favoritos. Hay que estar más unidos que nunca para poder apoyar a Pablo y a todo el equipo. El resto de la temporada es larga. Esperamos terminar de la mejor manera esta gira sudamericana en polvo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)