TENIS

“Si no juega Pablo Cuevas en la Davis estamos con el equipo diezmado”

A los 32 años es un trabajador del tenis y busca estar a fin de año entre los mejores 100 del Dobles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP.

Actualmente es el número 269 del mundo en dobles, luego de haber sido 82 en 2011 y haberse alejado de la actividad. Marcel Felder regresó al circuito profesional y ha tenido muy buenos resultados. Peleándola nuevamente, y ahora en gira por América del Norte, el tenista reflexionó con Ovación acerca de este retorno, sobre la Copa Davis y el circuito actual. El resultado es el perfil de un trabajador del tenis, que ejerce esa labor alrededor del mundo y a los 32 años sabe bien cuál es su mejor estrategia. Incluso llegó a ejercer como entrenador. Este es un resumen de la entrevista.

-¿Qué reflexiones le dejó participar nuevamente el equipo de Copa Davis esta vez en el Grupo III?

-Lo increíble es que llegué al equipo para jugar dobles y al final no participé de ninguno de esos partidos pero sí de individuales. Cuando llegué a Uruguay hablé con el capitán para ponerme a disposición en la modalidad que más estoy jugando pero Bebe Pérez me explicó que si ganábamos los dos singles no había que jugar dobles y manejamos que jugara singles. Funcionó la estrategia.

-Pero pudo jugar sin problemas, ¿no?

-Si, obvio que los singles requieren otro tipo de preparación y luego de la gripe los primeros partidos me costaron pero la verdad es que no tuve demasiados problemas para ganar. Nunca peligré en perder ni un set. Eso ayudó mucho. Fue muy lindo volver a jugar la Copa Davis acá en Uruguay, que desde 2013 no jugaba.

-¿Qué siente cuando no juega Pablo Cuevas en el equipo de la Copa Davis?

-Y, estamos con el equipo diezmado... No es lo mejor que tenemos. Con Pablo todo cambia bastante y más si pensamos en jugar Repechaje para el Grupo Mundial. Y otro importante es Ariel Behar, gran doblista que hace que un singlista descanse en el dobles. Por ejemplo, darle descanso a Cuevas. Teniéndolo en nuestro equipo sería ideal. Tuvimos chance un par de veces de ir por el Grupo Mundial, pero no lo tuvimos y no se nos dio con el equipo. Una fue en Baurú, Brasil, que contó con Thomasz Bellucci que se vino de Europa, además de Bruno Soares y Marcelo Mello, que estaban 20 del mundo en dobles, vinieron a jugar. Pero no contamos con Cuevas que se quedó allá. Y la otra fue contra Colombia en Bogotá. Con él en el equipo podíamos haber tenido mejor suerte.

-Ya en el circuito, ¿en qué ranking se ve a fin de año?

-Haber ganado algunos torneos me dio la oportunidad de no jugar la clasificatoria en individuales, y eso ayuda económicamente. Es un paso importante. Jugar las previas y más con esta edad pesa cuando vas sumando partidos. La idea para fin de año es estar en dobles entre los mejores 100 del mundo. Así ya se puede jugar challengers desde comienzos de año y a mitad de 2018 estar como para entrar directo en Roland Garros. Y también al resto de los Grand Slams.

-¿Es difícil imaginar un dobles Felder-Behar? Que no se da mucho en el circuito...

-Se dio en algún Futures y en la Davis, pero no nos fue bien. Fueron partidos complicados que perdimos en cuatro sets. Deberíamos probar. El año pasado le dije pero él ya tenía compañero. Es difícil si no tenés compañero estable poder hacer giras en el circuito. Cada semana tenés que ir buscando. En Norteamérica ahora juego con Luis David Martínez, de Venezuela.

-¿Cómo maneja tener que generar de nuevo ingresos para seguir en las giras en el circuito, luego de haber estado fuera?

-Desde que regresé al circuito estuve en algunas giras trabajando de entrenador, coincidiendo con algún tenista que me pidió que lo ayudara. Ahí zafé de algunos gastos de la gira. Eso lo hago siempre que coincida con lo que estoy jugando pero por ahí me ahorro algún pasaje o alojamiento. No quiero dejar de lado mi carrera. Me fui bancando porque no tenía ranking y ahora al llegar a los challengers puedo avanzar y no perder dinero. Haber ganado algún torneo de individuales me dio un respiro.

-¿Está trabajando solo?

-Sí, sí. Ya sé cómo hacer todo, los calendarios, los pasajes, etc, entonces me manejo solo. Busco las canchas de entrenamientos, de todo. Una secretaria me vendría bárbaro (risas).

Salvo bombas o golpes de estado...

Marcel Felder juega la Copa Davis desde 2000: ya son 30 las series disputadas defendiendo el tenis celeste en el certamen internacional por equipos.

“Jugué todas las series menos dos, a las que falté por razones extra tenis. La causa fue que había problemas en los países sedes. Una vez en Colombia, que terminó con un atentado en un boliche al lado del hotel donde estaba el equipo, y ahí mis padres no me dejaron ir. La otra vez fue en Haití, donde había casi un golpe de estado y los que fueron la pasaron bastante complicados”, explica.

Su estilo. Luchador pero con mayor experiencia.

A los 32 años, Felder mantiene aquella imagen de luchador en la cancha que siempre exhibió y que lo llevó a destacarse desde muy joven.

“Esa fue siempre mi forma de jugar -explica-. Ahora no voy a salir a la cancha y te voy a colocar 10 aces y 40 winners por partido. No creo que juegue como Roddick...”.

“Mi estrategia es manejar la cancha, abrirla, manejar las alturas y variar el juego. Y ahí busco los huecos libres. Y sigo tratando de correrlas todas, pero, por ahí, a algunas ahora no llego..”., añade.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados