Tenis

Del infierno a la esperanza

Uruguay venció a Colombia en dobles y extendió la serie.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Triunfazo. Martín y Pablo Cuevas celebran su triunfo en Carrasco Lawn Tennis, que mantiene en carrera a los celestes.

Pablo y Martín Cuevas redimieron sus derrotas del viernes y mantuvieron con chance a Uruguay en la serie ante Colombia por el Grupo Americano I de la Copa Davis.

Los uruguayos vencieron 6-4, 3-6, 7-6 (1), 6-4 a Robert Farah y Juan Sebastián Cabal, la octava pareja del año en el ranking de ATP.

El partido, que duró tres horas y siete minutos, y se desarrolló bajo un fortísimo calor y tuvo como puntos definitorios el impresionante alto nivel de "Bebu" Cuevas en Uruguay, y el errático partido de Farah en la visita.

Nada que reprocharse para Cabal, mientras Pablo mantuvo su regularidad para ir de a poco cimentando un triunfo que deja la serie abierta.

En el primer set los uruguayos le robaron el servicio a Farah en el noveno game, mientras que en el set siguiente quien perdió el suyo fue Pablo Cuevas en el cuarto, una desventaja que los celestes no pudieron remontar.

Luego de quiebres de servicio de Juan Cabal y Martín Cuevas, el tercer set se fue al tie break, donde los locales fueron contundentes y tras estar 1-1, tomaron ventajas para ganar la muerte súbita 7-1.

Finalmente, el encuentro se abrió en el noveno game, cuando Robert Farah falló en dos doble faltas, y en el que los Cuevas debieron esperar hasta el cuarto break point para confirmar esa ventaja. Finalmente y con un ace, Pablo Cuevas volvió a cerrar un parcial que le dio en este caso el primer punto de la serie a los celestes.

Uruguay logró un triunfo fundamental para seguir con vida, pero también para abrir una linda cuota de esperanza luego de la frustrada primera jornada, en la que ambos Cuevas perdieron y terminaron con calambres.

"Fue un triunfo impresionante porque el viernes nos fuimos del club con la fea sensación de haber perdido en cuatro y cinco sets y con problemas físicos de ambos, algo que no es habitual, pero este sábado vimos un altísimo nivel de Bebu, acompañando la regularidad de Pablo, que está acostumbrado a estos partidos", dijo Bebe Pérez.

"Seguramente este de dobles fue el mejor partido de mi vida", señaló Martín Cuevas.

"La Davis es tan atípica que pasan estas cosas ambos días, pero si me preguntan de nuevo, siempre les voy a decir que los colombianos eran los favoritos en el dobles", agregó Pérez. "Hacía mucho tiempo que como capitán no presenciaba un dobles jugado con tan alto nivel como el de hoy. Acaso el último fue aquel de hace cuatro años ante ellos mismos que ganaron Pablo Cuevas y Marcel Felder", recordó Bebe.

El capitán uruguayo le restó importancia al hecho de que Farah no lo saludara al final del partido. "No creo que haya sido de mala intención. Ni hubo incidentes importantes, que fueran más allá del clima de Davis. Supongo que los nervios y haber perdido un partido como el que se jugó, lo llevó a esa actitud", señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)