TENIS

La historia de Ashleigh Barty, la finalista de Roland Garros: del retiro a pelear en París

Hace tres años volvió al tenis casi dos años después de retirarse. Hoy define el título de singles contra Marketa Vondrousova.

Ashleigh Barty en Roland Garros
Foto: EFE

Final del partido. Ashleigh Barty aprieta fuerte los puños y se apoya en la red sin sonreír. Mira a su rival y al umpire. No lo puede creer, nadie lo puede creer. Hace casi cinco años atrás —agosto de 2014— le dijo ‘no más’ al tenis, lo dejó por casi dos y volvió recién hace tres. Hoy jugará la final de singles en Roland Garros.

Barty tiene hoy 23 años (24 de abril de 1996). Cuando dejó de lado el tenis apenas era mayor de edad, pero había tenido suficiente tiempo para tres golpes duros. Un año antes había tenido tres chances de jugar finales de Grand Slam, siempre en dobles con su compatriota Casey Dellacqua, pero perdió todas: Abierto de Australia en casa, Wimbledon y US Open. Incluso antes, con 15 años, había llegado a ganar Wimbledon Junior, sorprendiendo a todos. Pero con 18 años no aguantó más y dejó.

“Me encantaba el tenis, pero en cierto modo me alejé de lo que realmente quería hacer. Se convirtió en algo robótico y no es lo que quería. En el fondo sabía que si seguía yendo por ese camino acabaría totalmente desviada de mis intenciones”, le comentó a Fox Sports.

Se dedicó a jugar al cricket. En 2015, año que no registra ninguna actividad en el tenis profesional, participó en la Women’s Big Bash League (liga femenina profesional de cricket de Australia) con el equipo las Brisbane Heat. Sin embargo, 21 meses después volvió al profesionalismo. En junio de 2016 ya estaba de vuelta en un torneo WTA. “No puse un límite a mi salida del tenis. Simplemente ha ocurrido. Me siento renovada y lista para volver de nuevo. Al final, el tenis tiene realmente sentido para mí”, dijo.

La tenista Ashleigh Barty jugando al cricket profesional.
La tenista Ashleigh Barty jugando al cricket profesional. Foto: cricket.com.au

Peloteando con su excompañera Casey Dellacqua se dio cuenta. “Tras pegar algunos golpes me he dado cuenta de que esto es a lo que me tengo que dedicar en la vida. Me lo tomaré con tranquilidad al principio”.

Hoy en día ya suma cuatro títulos en singles y 10 en dobles de WTA, incluyendo el US Open 2018 junto a Coco Vandeweghe. Es la número 9 del mundo y hoy tendrá el gran día de su renovada carrera, jugando la final de singles de Roland Garros.

La rival, Marketa Vondrousova.

La checa de 19 años llegó a la final sin perder un set. Es la finalista más joven de un grande desde la danesa Caroline Wozniacki en el US Open 2009. Desde el Abierto de Australia, Marketa Vondrousova es la tenista con más victorias en el circuito con 27 triunfos y cinco derrotas, dos de ellas en las finales perdidas de Budapest y Estambul.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)