TENIS

"Hay que trabajar mucho"

Daniel Orsanic llegó a la capitanía del equipo argentino de Copa Davis y tuvo el trabajo de seguir a los tenistas de su país de cara al debut ante Brasil en marzo, y además contó con el beneplácito de del Potro, quien este jueves confirmó su intención de acompañar este nuevo proceso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Daniel Orsanic

—¿Cuál es el mayor desafío al aceptar este cargo de capitán?

—Resaltar los valores que tiene el tenis como deporte, las enseñanzas que nos deja, y lo gran formador de carácter que puede ser.

—¿Qué es lo que más pesa en la silla, con los antecedentes de jugadores y capitanes que han pasado?

—Tengo confianza en quien soy y en lo que puedo transmitir. Respeto a cada uno de los capitanes que nos ha representado. Trabajo para colaborar desde este lugar. Si este cargo se midiera por méritos deportivos como jugador, hay un montón de nombres que estarían delante del mío.

—¿Qué balance hace de los argentinos que comenzaron la temporada en el circuito ATP?

—Estuve con ellos en el abierto de Australia, donde no nos fue bien. Ahora comenzó la gira sudamericana, la cual me servirá para ver cómo llega cada uno a la serie.

—¿Cuán pareja es la serie con Brasil? ¿Como locales se sienten favoritos?

—Somos locales y tendremos el apoyo del público argentino, el cual es único. Confío en el nivel que podamos tener esa semana, buscando superar a Brasil. Es una serie muy pareja.

—¿Cuánto puede influir en la serie contra Brasil haber trabajado con Bellucci, no sólo por su juego, sino por el entorno del tenis brasileño?

—Nos conocemos bien, es un jugador que ha tenido buenos resultados. Tiene sus virtudes, las cuales buscaremos neutralizar, y sus defectos, donde trabajaremos. También conocemos al resto del equipo, el cual merece todo nuestro respeto.

—Del Potro anunció que estará con el equipo pese a no jugar. ¿Cuánto influye su presencia?

—Que Juan Martín esté colaborando con el equipo es inspirador y motivante. Su presencia va más allá de la Copa Davis, él también se interesa por la base de nuestro tenis y su desarrollo.

Es el comienzo de un nuevo ciclo.

—¿Cuánto pesó en la decisión de aceptar el cargo de capitán, tener pendiente de solución el regreso de Del Potro al equipo?

—Significó un mayor desafío, más interesante aún. Estamos trabajando para que nuestros juniors, y los chicos que no juegan al tenis, nos vean como un ejemplo a seguir. El tenis, como deporte individual, tiene ciertas ventajas sobre los deportes de equipo (a nivel formador de carácter). Que Juan Martín esté involucrado en este proceso nos da mucha fuerza y autoridad, que es lo que emana de su persona.

—¿En qué nivel están los jugadores de recambio en Argentina? ¿Sigue existiendo una cantera de jugadores talentosos o son más luchadores y en base a eso progresan?

—Hay que trabajar mucho. Tenemos tradición, voluntad y necesidad. Hay varios chicos que juegan bien, buscamos ayudarlos a que lleguen lo mejor preparados posible a la etapa profesional. Tenemos distintos tipos de jugadores, algunos más técnicos que otros. Lo de la lucha no se discute, es imprescindible.

—¿Qué le dejó el trabajo con Pablo Cuevas?

—Cosas muy importantes; el orgullo de haber trabajado con uno de los tenistas más vistosos del circuito. Hay pocos jugadores que sea más atractivo ver jugar que a Cuevas.

Perfil

Doblista de lujo

Nació el 11 de junio de 1968 en Buenos Aires y se destacó como doblista en ATP. El 11 de mayo de 1998 fue 24 del mundo en la modalidad, en la que ganó ocho títulos. Se retiró en 2001. En 2007 fue el capitán del equipo argentino que ganó la Copa de Naciones.

Fue entrenador de Pablo Cuevas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)