Tenis

Habrá una histórica final en el US Open

No será Serena; el título lo definen italianas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Roberta Vinci. Buscará alzar su primer título de Grand Slam frente a su compatriota. Foto: Reuters

Se prometía una final femenina histórica para este edición del US Open, y así será. La gran diferencia es que no será la fiesta de Serena Williams, ni mucho menos el duelo entre la uno y la dos del mundo.

La final del US Open será entre dos veteranas italianas neófitas en esto de definir un Grand Slam: Roberta Vinci se medirá ante Flavia Pennetta.

Las entradas para la final femenina se había agotado por primera vez antes de las masculinas. Iba a ser el día en que Serena, a sus 34 años, iba a ganar el Grand Slam en la misma temporada, como hizo Steffi Graf en 1988 por última vez y también iba a ganar su título 22 de los grandes, para quedar por sobre la alemana.

Sin embargo, Roberta Vinci dio vuelta el partido en dos horas y le ganó a la uno del mundo 2-6 6-4 6-4 para romper todos los pronósticos.

La Italiana de 32 años cortó la racha de 33 victorias consecutivas de Serena, que queda con marca 52-3 en la temporada, con los tres torneos previos de Grand Slam en su haber.

Por si fuera poco, su rival será Flavia Pennetta quien le ganó 6-1 6-3 a la dos del mundo, Simona Halep. No bastó con la diferencia de ranking, porque la cabeza de serie 26 le ganó tres de los cuatro últimos partidos que disputaron.

A sus 33 años, la italiana es la jugadora más veterana en arribar a su primera final de un torneo de los cuatro grandes en la Era Profesional, que se inició en 1968.

Penneta, antes de vencer a Halep, ya había encendido las luces de alerta porque había derrotado a Samantha Stosur, campeona en 2011, y Petra Kvitova, la campeona de Wimbledon hace cuatro años.

Ambas debutarán en una final de Gran Slam.

Roberta Vinci y Flavia Pennetta jugarán la primera final entre dos tenistas italianas en la historia de los Grand Slams. Además, la jugarán dos tenistas mayores de 30 años, ya que Vinci tiene 32 y Pennetta 33. Por si fuera poco, las dos se enfrentan a un desafío grandísimo, como es jugar una final de un torneo Grand Slam, con todo lo que eso implica. Jugar una final de un torneo tan importante a los 32 y 33 años respectivamente no es poca cosa, y es una situación que puede no volver a darse, por lo que las italianas deberán aprovechar la oportunidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)