TENIS

Guido Pella, tras la ensaladera y las frustraciones, sorprende en Wimbledon

El bahiense vive el momento de mayor brillo individual de su carrera, luego de superar cuatro finales perdidas.

Guido Pella. A sus 29 años vive el mejor momento de su carrera.
Pella. A sus 29 años vive el mejor momento de su carrera. Foto: AFP

Luego de cuatro finales perdidas de forma consecutiva en singles, la vida le sonrió al argentino Guido Pella en marzo pasado, cuando ganó su primer título ATP en singles, en una carrera marcada por el gran éxito logrado a nivel nacional. Ahora es sensación en La Catedral del tenis y busca meterse en la historia nada menos que en Wimbledon.

Paciencia, persistencia y mucha motivación fueron necesarios para el tenista nacido en Bahía Blanca hace 29 años, para dejar atrás las finales perdidas de Río de Janeiro 2016, Múnich 2017, Umag 2018 y Córdoba 2019. La primera de ellas fue justamente ante un uruguayo, Pablo Cuevas, en el ATP 500 al ceder el juego en 4-6, 7-6(5), 4-6.

Pero la carrera de Pella había estado marcada por un éxito superlativo, la única Copa Davis ganada por Argentina. No jugó en las finales contra Croacia (sí estuvo en el plantel), pero fue clave en la llegada a esa instancia con victorias en octavos contra Michał Przysiezny, en cuartos en dobles con Del Potro y en semifinales ante Kyle Edmund.

Luego de la victoria en la final del ATP 250 de Brasil en San Pablo el 3 de marzo (7-5, 6-3 sobre el chileno Christian Garín) su futuro cambió. Actualmente vive una semana de ensueño en el verde césped de británico, en una superficie en la que pocas veces jugó y ganó menos aún.

Guido Pella. A sus 29 años vive el mejor momento de su carrera.
El momento de emoción al vencer a Raonic en octavos de final. Foto: AFP

Pella, número 26 del ranking ATP, lleva cuatro victorias en el All England Club para avanzar ayer a cuartos de final, su mejor actuación en un Grand Slam y en un Masters, solo igualada en abril en Montecarlo cuando cayó con Rafa Nadal y había sorprendido al dejar por el camino a Marin Cilic y Marco Cecchinato.

Se presentó en Wimbledon con un récord de 4-9 en césped (sus mejores registros sobre polvo de ladrillo son 58-45), incluso perdiendo en primera ronda en Halle y Eastbourne en su preparación. En toda su carrera tenía una racha de 91 -100 según la ATP, pero en este año está en verde: 23 victorias y 15 derrotas.

A Londres llegó como cabeza de serie 26° y ya superó a Marius Copil, Andreas Seppi, Kevin Anderson (4° favorito y finalista pasado) y ayer a Milos Raonic (15°) en un partido desgastante a cinco sets en casi cuatro horas.

El miércoles irá ante el español Roberto Bautista Agut (23°). En caso de ganar avanzaría a una ronda que en el siglo XXI solo dos latinoamericanos lograron alcanzar: sus compatriotas Juan Martín del Potro en 2013 (cayó con Novak Djokovic) y David Nalbandian en 2002 (ganó y cayó en la final).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)