TENIS

La "garra" es lo que ilusiona

Pérez Cassarino destacó la lucha y la entrega de los tenistas Celestes: “van a valorar lo que hicimos”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
”Bebu”. No empezó bien, pero se recuperó en dobles. Foto: Fernando Tetes

FERNANDO TETES - LIMA - OVACIÓN EN PERÚ

Antes de salir del vestuario Enrique Pérez Cassarino reunió al equipo y les dijo: "les pedí que llegáramos hasta el domingo con chances. Y acá estamos. Vamos a disfrutarlo", y tras la arenga todos salieron a alentar a Rodrigo Arus, que estaba camino al partido de su vida.

Uruguay estuvo a punto de lograr el milagro. Para ser exacto a dos games. Arus estuvo dos sets arriba y 4-2 con quiebre ante Juan Pablo Varillas, pero no le alcanzó el combustible.

La serie se había igualado a primera hora del domingo con el triunfo 7/5 6/1 y 6/4 de Martín Cuevas sobre Mauricio Echazu para darle una chance más a los celestes, luego de un viernes negro que había dejado a Uruguay 2-0 abajo en la serie ante los incaicos.

La jugada de ambos entrenadores, Pablo Arraya y Pérez Cassarino, fue modificar la nominación para el último encuentro.

"Estaba previsto que Maresca iba a intentar desgastar a Echazu y que Arus, con su saque y sobre esta cancha, podría tener buenas posibilidades", dijo el capitán celeste luego del partido. Había leído muy bien el duelo, porque lo cierto es que Arus estuvo a sólo dos games de alcanzar la victoria.

El pupilo del propio Pérez Cassarino tomó ventajas 7/5 7/5 y en el cuarto estuvo 4/2 con quiebre a su favor, pero no alcanzó.

Le faltó ese puntillazo final para poder liquidar el juego ante un adversario que parecía derrotado, pero levantó mucho y terminó ganando.

"Cuando empezó el tercer set ya empecé a sentir los calambres, pero en el cuarto set ya tenía todo el cuerpo duro y la espalda mal", dijo Rodrigo Arus, quien estaba jugando el primer partido a cinco sets de su carrera. Terminó sintiéndolo, y más por la exigencia física.

Enfrente, Juan Pablo Varillas logró el triunfo más importante de su vida, al ganarle 5/7, 5/7, 6/1, 6/4 y 6/2 a un Arus inexperiente. "Estaba muy tenso antes del partido. Muy nervioso y cuando empezó no sabía para dónde agarrar, para dónde moverme. No podía leerle el saque a Arus", dijo el tenista local tras su resonante victoria.

"Luego empecé a hacer todo lo que podía, a buscar regularidad, a pensar que esto era a cinco sets y que estaba jugando por mi país, y empecé a encontrarme de a poco con mi mejor juego", agregó el pupilo de la academia española de Francisco Riog.

"Sin dudas, fue el triunfo de mi vida. No se compara con ninguno de los torneos en los que he jugado", agregó el peruano emocionado.

Pura entrega.

"Es difícil ver el lado bueno ahora, pero la entrega de los chicos fue increíble. No dieron nada por perdido. Fue una serie atípica por lo largo de los partidos del primer día", señaló Pérez Cassarino a Ovación.

"En este momento caliente es difícil hablar de alegría, pero es una realidad de que estuvimos a dos games de salvar el triunfo. Eso es importante", agregó el capitán.

"Rodrigo tiene armas como el saque o la volea, que se vio que fueron importantes. Le tenía fe para una sorpresa", añadió Pérez Cassarino.

Uruguay no pudo ganar, Arus llegó al vestuario con lágrimas, pero luego, en la intimidad, Bebe les recalcó: "es difícil que ahora, a 15 minutos de perder, se den cuenta de lo que pasó, pero este grupo me devolvió mucha garra. En un par de semanas van a valorar lo que hicimos acá en Perú como visitantes y lo cerca que estuvimos de ganar".

Atrás quedó un domingo en el que el estadio enclavado en las Terrazas de Miraflores hirvió, fue una locura y casi enmudece por ese puñado de uruguayos que dejaron todo.

Ahora queda salvarse de una caída que comenzó en 2015, tras perder ante Barbados y que hará ser visitantes a los celestes ante Guatemala.

Arraya mintió, y le salió bien: ganó Varillas.

Pablo Arraya se llevó al vestuario a Varillas luego del segundo set. En el vestuario minitió que estaba hablando con su hermana, la ex tenista Laura Arraya, y le dijo a su pupilo: "me dice mi hermana desde la cabina de transmisión que llevas 41errores no forzados y seis winners, eso no puede ser", le dijo Arraya. Varillas, creyó en su entrenador, abrió los ojos y le prometió cambiarlo. Volvió y dejó de errar tanto para ganar el partido.

Uruguayse impuso a Guatemala hace dos décadas.

Perú jugará su derecho al ascenso al Grupo Americano I ante México como local del 15 al 17 de julio, luego que los aztecas derrotaron ya el sábado 3-0 a Guatemala.

Uruguay, recién descendido en 2015, buscará frenar su caída ante los guatemaltecos como visitante. Una sola vez se enfrentaron celestes y centroamericanos, con triunfo de los sudamericanos 5-0 hace dos décadas, en 1996, en partidos jugados en el Lawn.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)