Tenis

Una final regada por dos historias diferentes

Serena es súper campeona; Safarova recién comienza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Serena. La tenista estadounidense va por otro título.

ENVIADO

La final femenina de Roland Garros tiene diversos condimentos y variados. Por un lado una jugadora que se tambaleaba en la cancha, en el partido de semifinales. Que tosía y se tapaba la boca, y que se tuvo que ir de la mini entrevista al final del partido, porque se sentía mal.

Serena Williams, cuya segunda casa es París (literal y poéticamente) se alista para seguir haciendo crecer su leyenda. La menor de las hermanas estadounidenses viene padeciendo gripe desde la tercera ronda, hace ya una semana.

El jueves estuvo al borde de irse del torneo, pero en semifinales no estaba ninguna de las grandes, sino Timea Basinszky, una suiza que dejó su profesión de recepcionista de hoteles para una chance en el tenis.

Esta hija de rumano y húngara no tenía aún esta semana las armas para aprovechar el set arriba en resultado y salud para sacar del torneo a Serena.

Por el lado contrario, su rival por la copa Suzane Lenglen es la checa Lucie Safarova, quien por su lado parece derrochar salud: la 13 del mundo jugará las finales de singles y dobles.

Historias diferentes.

Serena es la supercampeona, la favorita, incluso en bajo estado de salud, ante la ascendente checa.

La estadounidense va por su título 20 de Grand Slam y su tercero aquí en París, mientras que su retadora apenas conocerá hoy lo que es pisar una definición por primera vez en su carrera.

Sin embargo, así como Williams quiere dejar su marca más allá de la copa y de la segura foto en Trocadero con la Torre Eiffel de fondo, Safarova también puede establecer la suya: puede ser la primera tenista campeona que derrote en un mismo torneo a la uno y dos del mundo desde que lo lograse una compatriota suya, Svetlana Kuznetsova, quien en 2009 ganó en París tras derrotar a Serena y Safina.

Lucie ya eliminó a Sharaopova y va por la estadounidense.

Por último, una curiosidad no menos interesante: Serena lidera 8-0. Será este su tercer enfrentamiento sobre polvo de ladrillo, pero el primero sobre tierra roja, ya que antes jugaron en Charleston, donde la superficie es idéntica (o un poquito más rápida) pero verde. Justamente en la definición de ese torneo de 2012 ganó la norteamericana con un aplastante 6-0, 6-1.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)