TENIS

Federer festejó en Shanghai

El suizo ganó el Masters 1000 de Shanghai al imponerse al español en una hora y doce minutos: 6-4 y 6-3; fue la quinta victoria consecutiva y la cuarta del año para Roger en el clásico duelo ante Rafa

Roger Federer con el trofeo del Masters 1000 de Shanghai
Roger Federer es el campeón del Masters 1000 de Shanghai. Ver video

Roger Federer, el eterno rival del número uno del tenis mundial, acabó con el idilio que Rafael Nadal estaba viviendo con China y puso fin a una racha de 16 victorias acumuladas, en un partido en el que los fantasmas de la rodilla del español volvieron a aparecer.

Y es que pese a los aciertos del suizo, Nadal no estuvo a su mejor nivel y quedó evidente en el 6-4 y 6-3 su desgaste físico por la acumulación de partidos y la existencia de un posible problema en su rodilla derecha.
El número dos del mundo logró ganar su sexto título de la temporada y asestó al español la primera derrota desde que recuperó el número uno del mundo tras ganar el US Open.

Nadal jugó con un estabilizador para proteger su rodilla y se vio visiblemente cansado durante los 72 minutos que duró el partido, aunque tras su derrota dijo: “No quiero hablar sobre ello ahora; después de haber perdido una final no es el momento”, apuntó algo molesto en una conferencia de prensa en la que aseguró que no está preocupado por las molestias que tiene.

En las últimas dos semanas el mallorquín ha jugado 11 partidos, algunos de ellos de alta intensidad como en los cuartos de final y en la semifinal de Shanghai. Pese a esto, para él el único responsable de su derrota fue el propio Federer, quien jugó “muy bien, muy rápido” y sin errores.

En su rueda de prensa, Federer negó que hubiera percibido las posibles molestias de Nadal en el juego. “En el partido en sí, pensé que se veía bien. Parecía rápido. Me sorprendió la venda, pero no vi ningún problema”.

La superioridad del suizo pudo verse desde el primer juego del primer set (de 35 minutos), en el que Federer le rompió el servicio al mallorquín y dedicó el resto a defender su saque y machacar a Nadal con 16 tiros ganadores, solo cinco errores no forzados y 7 saques directos.

El segundo set fue un paseo para el suizo y, desde que consiguió romperle el saque en el quinto punto y ponerse 3-2 arriba, Nadal se encontró sin opciones para remontar y forzar un posible tercer set.

Shanghai sigue resistiéndosele a Nadal, pues es uno de los cuatro grandes títulos que falta aún en el palmarés del actual número uno, junto con los de Miami, París Bercy y el Masters de Londres. Esta fue su segunda final, luego de perder la de 2009 con el ruso Nikolay Davydenko.

Para Federer fue el segundo Masters de Shanghai, tras el logrado en 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados