MAURICIO HADAD

"No somos favoritos; va a ser una bonita batalla"

El capitán colombiano de la Copa Davis, Mauricio Hadad fue jugador de tenis, perdió con los cafeteros una memorable serie de 1996 en el Carrasco Lawn Tennis frente a Uruguay.Actualmente entrena a Santiago Giraldo y con él fue que Maria Sharapova ganó su primer título de Wimbledon.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mauricio Hadad. Foto: Agustín Martínez

—¿Qué recuerdos tiene de aquella Copa Davis de 1996 ante Uruguay en este mismo Carrasco Lawn Tennis Club?

—Siempre las series entre Uruguay y Colombia han sido muy reñidas y lo demuestran los resultados. Desde siempre han sido encuentros muy bonitos.

—¿Aquella serie de 1996 lo enfrentó a Marcelo Filippini y Diego Pérez?

—Sí. Perdimos en Montevideo 3-2. Gané mi primer partido de individuales, el de dobles, pero perdimos los dos partidos del domingo final. Además ese es mi último recuerdo de haber estado en Uruguay.

—A primera vista Colombia aparece como favorito y con un equipo más parejo. ¿Lo ve de este modo?

—Somos un equipo parejo. No sé si somos favoritos. Estamos jugando de visitantes y considero que siempre el favorito es el local y en este caso además, el equipo locatario tiene al mejor jugador de la serie, que es Pablo Cuevas. Está en un momento excepcional y eso empareja la confrontación.

—Por un tiempo tuvieron tres top 100, organizan muchos torneos, exhibiciones, hay dinero para el tenis, ¿son la nación emergente del continente?

—Esta generación de tenistas ha hecho que exista esta inversión para crear más torneos masculinos y femeninos, y exhibiciones y challengers Como consecuencia de eso es que esta generación se encuentra donde está actualmente. En un momento fueron tres top 100, pero detrás de ellos no sé qué tanto y qué tan rápido será el relevo generacional. No tenemos claridad de cuán buenos son los más jóvenes.

—¿Acá se ve el producto del proyecto Colsanitas en el tenis colombiano durante años?

—El equipo de Colsanitas actualmente está reducido y no es tan grande como antes. Ahora están Santiago Giraldo, Alejandro Falla, Robert Farah, Juan Sebastián Cabal y Mariana Duque. Tengo entendido que otras empresas están empezando a buscar nuevos talentos para apoyar y que crezca la cantera que tuvimos hace 10, 12 o 15 años, que es de donde salieron estos cinco jugadores de la actualidad.

—¿Por qué creció tanto Santiago Giraldo?

—Siempre fue un jugador muy talentoso y a medida que madure y se aplome más, va a seguir subiendo en el ranking. Tiene un gran nivel de tenis y todos hemos creído siempre en él y sabemos que tiene mucho más para dar.

—¿La clave puede estar en Bebu Cuevas, que es quien menos tiene menos para perder y puede salir más descontracturado a la cancha?

—Hay que jugar todos los partidos. El que gane tres puntos se lleva la serie. Hay que poner toda la carne en el asador tanto en singles como en dobles. Nosotros somos un equipo parejo, bueno y que lleva mucho tiempo junto.

—Luego de dos Repechajes consecutivos perdidos para el ascenso al Grupo Mundial, ¿sienten que están en el momento justo para que esta generación los lleve a la elite?

—La meta que siempre tenemos y a la que apuntó siempre este grupo de muchachos. Nosotros queremos llegar al Grupo Mundial. Para eso hay que ganar acá y luego ver qué sigue. Acá va a darse una bonita batalla inicial porque Pablo está jugando de manera excepcional.

—¿Cuánto cambia la mentalidad de un ex tenista y entrenador cuando se comienza a trabajar en el circuito femenino?

—Siempre tuve buena empatía con las tenistas que trabajé. Una vez que uno está a gusto y hace todo con dedicación y esfuerzo, los jugadores sienten esa buena energía. Por eso tuve buenos resultados con las chicas con las que trabajé.

—¿Cómo llegó hasta Maria Sharapova para ser su entrenador?

—Yo trabajaba en la academia de IMG y como ella entrenaba ahí nos pusieron un día a trabajar juntos. De ahí siguió el trabajo durante una temporada y pudimos ganar Wimbledon en el año 2004, pero ella en ese momento no era lo que es hoy. Se sabía y esperaba que llegara a la cima pero en ese momento era una niña de 17 años. No tenía todo lo que tiene alrededor.

Una vida en el tenis

Mauricio Hadad nació el 7 de diciembre de 1971 en Valle del Cauca, Cali, y tiene origen libanés. Fue profesional desde 1988 y alcanzó el 78 del mundo en 1995. Participó en 20 series defendiendo a Colombia en la Copa Davis. Como capitán, hizo su presentación en abril de 2013 justamente ante Uruguay. Fue entrenador de Maria Sharapova cuando ganó Wimbledon en 2004. Actualmente entrena a Santiago Giraldo, el mejor colombiano del momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)