TENIS

Es en familia: el duelo de las Williams

Serena enfrentará a Venus mañana por la noche en la final del Abierto de Australia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Serena. Si vence a Venus recuperará el número uno del mundo y batirá además el récord de Steffi Graf.

La definición del título femenino en el Abierto de Australia nos sumerge en el túnel del tiempo. Las hermanas Williams jugarán la final y más allá de estadísticas y de la curiosidad que representa, el historial de ambas en el circuito femenino tiene mojones que las unen y atraviesan tres décadas.

La primera vez que se enfrentaron entre sí en el circuito profesional fue justamente en el Abierto de Australia en 1998, hace 19 años. En esa ocasión Venus ganó 7-6 y 6-1 en el primero de una racha de 27 partidos entre ambas hasta ahora.

La última vez que se enfrentaron fue en 2015, en los cuartos del US Open 2015 y ganó Serena 6-2, 1-6 y 6-3. El primer y el último resultado marcan cuál de ellas era la dominante en el circuito en cada momento.

La hora de serena.

"Seguramente este sea el mejor momento de nuestras carreras", dijo la dos del mundo, que se metió en la definición tras vencer a Mirjana Lucic 6-2 y 6-1 en 50.

Lo cierto es que la vida compartida de las hermanas tendrá un fuerte punto de inflexión cuando se midan este sábado. Para Serena, de 35 años, representará la posibilidad de ganar su título 23 de Grand Slam y desempatar con Steffi Graf del fatídico 22, que viene intentando superar hace ya un año.

Además, podrá ser su título siete en Australia, y si todo esto sucede, entonces será catapultada nuevamente al uno del mundo, ese lugar en la cima que dejó casi vacante Angelique Kerber con su tempranera derrota.

La sorpresiva venus.

No es una novedad inesperada que la menor de las Williams esté definiendo en Melbourne, pero sí lo es que la mayor haya alcanzado esa ronda. Llegó al torneo con el desagradable antecedente de haber abandonado en primera ronda el evento previo por una lesión en un brazo y desde Auckland hasta ahora su ansiedad creció notoriamente. "Seguir intentándolo es lo que te hace tener posibilidades. Aunque no fue el mejor comienzo de año luego de una dura pretemporada, siempre confié en que podía jugar mi mejor tenis", contó.

Para llegar a la final luego de 14 años, debió batallar duro para vencer a su compatriota y promesa Coco Vandeweghe.

Hace casi 20 años Venus llegó a su primera final en un Grand Slam, en el US Open de 1997. En ese momento su vencida de este jueves de madrugada tenía apenas seis años de edad.

Una final y el mismo objetivo.

Mientras la menor busca su séptima corona, la mayor juega apenas su segunda final en el Abierto de Australia, con el único antecedente de haberla perdido a la previa justo ante Serena. Igualmente Venus suma siete títulos de los grandes: cinco Wimbledon y dos US Open, luego de disputar 15 finales de los grandes.

"Luego de todo lo que ha vivido Venus con su enfermedad, lo único que puedo pensar es que esta final se trata de ganar-ganar. Es realmente la única vez que no me importa qué suceda. Puedo ganar o perder, pero seguro será un gran momento", dijo Serena sobre la final. "Cuando me enfrento a mi hermana, siento que lo estoy haciendo ante la mejor del mundo. Somos dos jugadoras altamente competitivas", señaló Venus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)