ABIERTO DE AUSTRALIA

Djokovic se metió en una final en la que lo espera Nadal

El serbio se impuso sin problemas ante Lucas Pouille por 6-0, 6-2 y 6-2 y así accedió a la definición del certamen.

Foto: EFE
Foto: EFE

El tenista serbio Novak Djokovic (1) se lanzó también hacia la final, del mismo modo que hizo este jueves el español Rafael Nadal (2) ante el griego Stefanos Tsitsipas (14), tras apabullar al francés Lucas Pouille por 6-0, 6-2 y 6-2 en lo que fue el primer enfrentamiento entre ambos.

Tras la victoria, el tenista de Belgrado alcanzó su séptima final en Melbourne Park, lo que le sirvió para igualar al suizo Roger Federer (3) como jugador con más finales disputadas en la historia del 'major' australiano.

Además, el serbio confirmó su condición de bestia negra para los tenistas franceses después de conseguir su vigésima séptima victoria consecutiva frente a jugadores galos en torneos Grand Slam.

La última vez que el número uno cayó en un campeonato 'major' frente a un francés fue en la edición de 2010 del Abierto de Australia tras perder contra Jo-Wilfried Tsonga en cuartos de final.

Djokovic, quien ganó sus seis finales disputadas en Melbourne, llegará a la cita más importante del torneo en plenitud física después de superar tanto los cuartos de final como las semifinales con una facilidad pasmosa.

Tan sólo se valió de un set y medio para superar la ronda de cuartos como consecuencia de la lesión del japonés Kei Nishikori (8), mientras que en las semifinales no necesitó más de una hora y media de juego para sentenciar a Pouille.

Quien también asistirá fresco a la cita más importante del torneo será Nadal, después de que cerrara sus seis encuentros previos a la gran final sin ceder ningún sólo set, así como por disponer con un día más de descanso respecto al serbio.

Con todo ello, la final de 2019 supondrá una reedición de la final más larga de la historia del Grand Slam, la cual se disputó en Australia en 2012 y tuvo como ganador al actual número uno, quien venció por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7(5) y 7-5 tras cinco horas y cincuenta y tres minutos de juego.

"Saquen entradas", aseguró Djokovic

El serbio está convencido de que la final del domingo del Abierto de Australia contra el español Rafael Nadal será apasionante y por eso, tras demoler al francés Loucas Pouille en semifinales cediendo únicamente cuatro juegos, recomendó al público que sacasen entradas para el último partido del torneo.

"Los partidos contra Rafa son una experiencia única. Hay que comprar una entrada para ver esta final", dijo Djokovic sobre el 53 enfrentamiento entre el serbio y el español, y el octavo en una final del Grand Slam. "Este año con el superdesempate no creo que estemos cinco horas como en 2012. Espero ganar", avisó.

"Hace un año me parecía poco probable volver a la final pero siempre creí en mis posibilidades de poder jugar a este nivel", comentó al referirse a sus problemas con el codo, que ya parecen olvidados.

"Este ha sido, casi con seguridad uno de los mejores partidos que he jugado. Todo ha funcionado y ha salido como había imaginado, incluso mejor", dijo sobre la semifinal. "Es un tenista que tiene el potencial para estar entre los diez primeros desde el momento que está en las semifinales de un Grand Slam. Le deseo lo mejor para lo que resta de temporada", observó sobre Pouille.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)