EN MELBOURNE 

Djokovic ganó, pasó a semis en Australia, pero se emocionó al recordar a Kobe Bryant

El serbio se deshizo del canadiense Milos Raonic en tres sets, avanzó a semis y ahora será rival de Roger Federer en el Abierto de Australia.

Novak Djokovi emocionado al referirse a la trágica muerte de Kobe Bryant. Foto: EFE.
Novak Djokovi emocionado al referirse a la trágica muerte de Kobe Bryant. Foto: EFE.

Tras derrotar al canadiense Milos Raonic en tres sets y avanzar a las semifinales del Abierto de Australia, John McEnroe a nivel de campo le preguntó a Novak Djokovic acerca del fallecimiento de Kobe Bryant y el serbio lloró desconsoladamente: "Él fue una persona muy importante para mí. Me dijo que cuando necesitara un consejo o ayuda, le hablara”.

“Me inspiró mucho a mí y a muchísimas personas más. Tenía una relación personal desde hace diez años. Él ha sido mi amigo, mi mentor. Es desgarrador lo que ha ocurrido", agregó “Nole” entre lágrimas.

Antes de ese emotivo episodio, Djokovic se deshizo en tres sets de Raonic, al que derrotó 6-4, 6-3 y 7-6 (1) en dos horas y 49 minutos, y se clasificó para las semifinales del Abierto de Australia donde se enfrentará con el suizo Roger Federer, quien después de salvar siete puntos de partido venció al estadounidense Tennys Sandgren, para escribir un nuevo capítulo de una rivalidad histórica.

Ni un inspirado Raonic, que llegó tras eliminar al griego Stefanos Tsitsipas (6) y al croata Marin Cilic, fue capaz de intimidar a un Djokovic que volvió a estar supremo con su servicio, con el que solo concedió dos ocasiones de rotura, que salvó sin problemas.

Novak Djokovic tras el triunfo en los cuartos de final del Abierto de Australia. Foto: EFE.
Novak Djokovic tras el triunfo en los cuartos de final del Abierto de Australia. Foto: EFE.

El de Belgrado no soltó el timón del partido e impuso su ley hasta el final del choque para colocar un rotundo 10-0 en el balance de enfrentamientos con el jugador canadiense.

Además, su rapidez a la hora de poner punto y final al recorrido de Raonic le proporcionará ventaja de cara a su siguiente cita ante Federer como consecuencia del desgaste físico del suizo por los cinco sets disputados ante el estadounidense Tennys Sandgren en cuartos de final (6-3, 2-6, 2-6, 7-6 (8) y 6-3) en tres horas y 31 minutos.

La victoria del serbio fue celebrada con especial entusiasmo en los aledaños de Melbourne Park, donde hay varias pantallas gigantes habilitadas para seguir los partidos en directo, ya que sus seguidores suspiran por un nuevo episodio entre Djokovic y Federer, este jueves en la Rod Laver Arena.

Novak Djokovic y Milos Raonic tras el partido de cuartos de final en Melbourne. Foto: EFE.
Novak Djokovic y Milos Raonic tras el partido de cuartos de final en Melbourne. Foto: EFE.

Un duelo especial ya que supondrá el quincuagésimo enfrentamiento entre dos de los tenistas más exitosos de la historia que suman un total de 36 títulos de Grand Slam, 20 por parte del suizo y 16 del serbio.

El de Belgrado cuenta con un balance favorable de 26-23 aunque el último choque se saldó con una victoria a favor del suizo en las recientes Finales ATP de Londres (6-4 y 6-3).

También favorece ligeramente al balcánico los antecedentes entre ambos sobre pista dura después de que el serbio mantenga un 19-18 en su favor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)