TENIS

"Difícil jugarlo sin distraerse"

Pablo Cuevas habló después del partido y contó la sensación de medirse frente a Roger Federer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Crack. Roger Federer le extiende la mano a Pablo Cuevas.

Pablo Cuevas no ocultó su admiración por Roger Federer ni en la cancha, durante el partido, ni después, en conferencia de prensa. "Es difícil enfrentarlo, no sólo por el gran juego que tiene, sino porque es difícil tener la cabeza enfocada únicamente en el tenis, sin distraerse con pensamientos que no ayudan a la hora de jugar", dijo Cuevas tras el partido.

El salteño no se sintió tan bien en el último partido de Estambul como en el del sábado. "Ante Federer no sentía que la pelota fuese tan rápido como ante Dimitrov. Corría menos de lo que me hubiera gustado y eso me obligó a tomar algunas decisiones para cambiar mis juegos de servicio", añadió.

"No pude dañar a Federer, me puso todas las devoluciones en juego y eso hacía difícil tomar la iniciativa", dijo.

"Por otra parte sentía que mi revés cruzado no lo dañaba tampoco, y le permitía invertirse", explicó el tenista uruguayo.

Respecto a una volea que falló con set point en el segundo parcial, Cuevas dijo no arrepentirse de la decisión de ir a la red tras su servicio.

"Tenía la pelota en la mitad de la cancha y esperaba que me devolviera con slice y lo hizo con top, entonces me quedó más alta y la perdí un poco de vista", señaló.

Acerca del ingreso del fisioterapeuta tras el tercer game del segundo set, y de cómo comenzó a jugar mejor desde entonces, el uruguayo explicó: "Me dolía un poco el brazo, como desde hacía un par de partidos. No sé si a partir de ese momento en que ingresó el fisioterapeuta me puse más agresivo en mi juego o no, pero era lo que intentaba hacer desde el inicio del partido. No lo estaba logrando, pero de poco, fui consiguiéndolo", agregó Cuevas.

OPINIÓN - PABLO CUEVAS

Si podía elegir, que fuera con él

Llegué a esta final de Estambul luego de haber ganado las tres que había jugado antes. Obviamente era una racha que no quería que se cortara, por más que sabía que iba a ser muy difícil por quién estaba al frente. Sin embargo, si había algunos tenistas contra quienes pudiera elegir perder el invicto en partidos por el título, sin dudarlo digo que Roger Federer era uno de los que estaba en esa lista por lo que significa en la historia del tenis. Ahora hay que pensar para el futuro. Se vienen dos torneos importantes como los Masters 1000 de Madrid y Roma y serán importantes para seguir preparándome para llegar bien a Roland Garros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)