TENIS

Día de sorpresas en Wimbledon: Zverev, Tsitsipas y Osaka eliminados

Las esperanzas e ilusiones del alemán Alexander Zverev, del griego Stefanos Tsitsipas y de la japonesa Naomi Osaka se esfumaron de golpe en la primera jornada, donde no supieron confirmar su favoritismo.

Alexander Zverev en Wimbledon
Foto: Reuters

Alexander Zverev, sexto favorito, tropezó de nuevo en un Grand Slam, torneos donde su potencial parece esfumarse por el peso de la responsabilidad. Esta vez fue el checo Jiri Vesely el que le puso el alto al derrotarlo por 4-6, 6-3, 6-2 y 7-5. Y ya van 17 de esos 'majors' disputados por el germano en los que nunca ha pasado de los cuartos de final.

Su conferencia de prensa fue una declaración firmada de lo frágil que se encuentra de moral. "Ahora mismo mi confianza está bajo cero. Necesito sentirme bien fuera de la pista para poder rendir bien dentro de ella", dijo el actual campeón de las ATP Finals de Londres.

Stefanos Tsitsipas y Thomas Fabbiano en Wimbledon
Foto: Reuters

Algo parecido le sucedió a Stefanos Tsitsipas, el hombre que llegaba a Wimbledon con mayor número de victorias en lo que va de temporada: 34, dos más que el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal. Pero al griego, ganador esta temporada de los títulos en Marsella y Estoril (cuando venció a Pablo Cuevas), además de alcanzar la final de Dubai y del Madrid Open, le faltó la confianza necesaria en su juego para vencer al italiano Thomas Fabbiano, 102 del mundo.

El transalpino, uno de los nueve italianos que este año han comenzado el torneo, el número más alto de ellos en competir en el All England Club desde que comenzó la Era Open, se impuso por 6-4, 3-6, 6-4, 6-7 (8) y 6-3, olvidándose de las dos bolas de partido que cedió en el desempate, y dejando al ateniense con un amargo sabor de derrota.

Más amarga fue la despedida de Naomi Osaka.

La japonesa, que había cedido el puesto de número uno de la WTA en manos de la australiana Ashleigh Barty tras ganar esta el torneo de Birmingham, cedió contra la kazaja Yulia Putintseva, 39 del mundo, por 7-6 (4) y 6-2.

Naomi Osaka en Wimbledon
Foto: Reuters

Putintseva había sido su verdugo también en Birmingham, con lo que tenía tomada la medida a la campeona del Abierto de EE.UU. y del Abierto de Australia. Su derrota en la tercera ronda de Roland Garros parece pesar en el juego de Osaka, que queda fuera de la lucha por recuperar el puesto de número uno de Barty, en el que todavía siguen la checa Karolina Pliskova, la holandesa Kiki Bertens y la checa Petra Kvitova.

Como le sucedió a Zverev, la frustración de la japonesa quedó plasmada en la sala de prensa, cuando preguntada por si la fama empezaba a perturbar su carrera, Naomi preguntó al moderador si podía salir, porque estaba a punto de llorar, y después abandonó el recinto.

La última vez que una de las dos favoritas abandonó Wimbledon de forma precipitada fue en 2001, con la derrota de la suiza Martina Hingins.

Feliz por su victoria se mostró el serbio Novak Djokovic, que con el croata Goran Ivanisevic reforzando su banquillo técnico hizo lo justo para vencer al alemán Philip Kohlschreiber en su debut y sumar su primera victoria oficial sobre hierba esta temporada, tras su paso por la exhibición de The Boodles, donde logró un triunfo sobre el chileno Cristian Garín y encajó una derrota ante el canadiense Denis Shapovalov.

Novak Djokovic en Wimbledon
Foto: Reuters

Djokovic tenía un difícil compromiso en la apertura de esta edición, pues el germano le había derrotado en marzo en Indian Wells pero esta vez el de Belgrado se impuso por 6-3, 7-5 y 6-3, con 36 golpes ganadores, y solo 19 errores no forzados, en tres horas y 52 minutos.

Suma ya 66 victorias en Wimbledon el actual número uno del mundo, 89 en sus compromisos en hierba en toda su carrera. Se ha mostrado infalible en sus 15 primeras rondas en la Catedral, donde este año intenta ganar por quinta vez, y donde se enfrentará ahora contra el estadounidense Denis Kudla, que venció al tunecino Malek Jaziri, 6-4, 6-1 y 6-3.

La última vez que Djokovic cedió en la primera ronda de un Grand Slam fue cuando tenía 18 años. El estadounidense Paul Goldstein fue su verdugo en aquella ronda inicial del Abierto de Australia en 2006 (6-2, 1-6, 6-3 y 6-2).

Tampoco sufrió el surafricano Kevin Anderson, finalista el pasado año, al doblegar al francés Pierre Hugues-Herbert, por 6-3, 6-4 y 6-2 en una hora y 49 minutos, y ahora se medirá contra el serbio Janko Tipsarevic que derrotó al japonés Yoshihito Nishioka, por 6-4, 6-7 (2), 6-2, 5-7 y 6-2.

No falló el canadiense Félix Auger-Aliassime, 19º favorito, que hizo historia al convertirse en el primer jugador nacido en el 2000 o después, en ganar un partido en Wimbledon al vencer a su compatriota Vasek Pospisil por 5-7, 6-2, 6-4 y 6-3.

Con las fenomenales sensaciones obtenidas tras ser finalista en Stuttgart ante el italiano Matteo Berrettini, y después de convertirse en semifinalista en Queen's, ante el español Feliciano López, Auger-Aliassime no dudó a la hora de rematar el encuentro, y gritar al mundo, que quiere ser un serio aspirante a la corona en Londres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)