TENIS

Cuevas y el primer gran desafío del año

El uruguayo es el cabeza de serie 31 del Abierto de Australia y el ruso Mikhail Youzhny será su rival

Ilusiones. Pablo Cuevas quiere pisar fuerte en Melbourne, en el primer Grand Slam del 2018. Foto: Ariel Colmegna
Ilusiones. Pablo Cuevas quiere pisar fuerte en Melbourne, en el primer Grand Slam del 2018. Foto: Ariel Colmegna

Con muchas ganas, ilusiones y sobre todo expectativas, Pablo Cuevas ya está instalado en Melbourne, donde jugará nuevamente el Abierto de Australia, el primer Grand Slam de una temporada que para el uruguayo comenzó a Auckland.

Tras ser eliminado en la segunda ronda del ATP neocelandés a manos del ruso Karen Khachanov, el salteño dio vuelta la página y puso la cabeza en Melbourne.

Y también los pies. Incluso, tras llegar a la ciudad australiana se permitió bromear sacando de una caja el calzado que utilizará en este torneo y publicó un video en sus redes sociales contando la cantidad de pares que le alcanzan hasta semifinales. “¿Con qué juego la final?”, se preguntó entre risas antes de que su entrenador le tirara otro par de championes por la cabeza, obviamente en tono de broma.

Lo cierto es que el salteño, actual 31 del ranking de la ATP, llega motivado, con ganas de dar el máximo en un certamen en el que aún no pudo superar la segunda ronda.

Como todos los años, la ilusión se renueva y ahora el rival de la primera ronda será el ruso Mikhail Youzhny, número 91 del mundo.

El único enfrentamiento entre el uruguayo y el ruso de 35 años data del ATP de Valencia 2009, instancia en la que el nacido en Moscú se quedó con la victoria en cifras de 6-2, 2-6 y 6-1 para avanzar a los cuartos de final.

En caso de ganar el encuentro ante Youzhny, el rival de Cuevas en la segunda ronda del primer Grand Slam de la temporada será el vencedor del partido que tendrá como protagonistas al israelí Dudi Sela, quien ocupa el puesto 67 del mundo, y el estadounidense Ryan Harrison, quien está en el lugar 47.

La mejor actuación del salteño en un Grand Slam ha sido llegar hasta la tercera ronda (Roland Garros 2015, 2016 y 2017 sobre polvo de ladrillo) y ahora en Melbourne buscará superar esa marca en un torneo que se juega sobre pista dura y que reparte 25 millones de dólares en premios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º