TENIS

Cuevas: "Estoy pendiente de Uruguay"

“Ser el abanderado de Uruguay en Río de Janeiro sería inolvidable y una linda motivación”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Cuevas

Pablo tuvo un fugaz pasaje por el césped y marchó nuevamente al polvo de ladrillo, donde esta semana participará en Hamburgo para luego centrarse en los Juegos Olímpicos.

Cumpliendo su premisa de no referirse a su polémica sanción en Wimbledon, el mejor tenista de Sudamérica contó cómo vive la serie de Copa Davis pese a no jugarla.

—La temporada sobre césped fue corta, pero alcanzó una final. ¿Cuál es su evaluación?

—La temporada en césped es muy corta, son apenas dos torneos. De todos modos llegué a una final y gané partidos muy buenos en una superficie que, además de costarme mucho jugar sobre ella, no tengo muchas posibilidades de prepararme mejor de lo que lo hice. Es muy difícil poder entrenar en una cancha de césped. Y el segundo torneo que participé fue nada menos que Wimbledon. Ahí, pese a llegar con varios partidos, no pude vencer al primer rival. En ese torneo si lográs superar la primera ronda, luego te acomodás y todo es diferente, pero no pude hacerlo. El año pasado, cuando terminé la temporada sobre césped (que no fue buena) me llevé varias conclusiones, entre ellas que debía llegar al pasto con ajustes de movilidad. Trabajé eso y desde el primer día en Nottingham, cuando comencé a entrenar, me sentó más cómodo. A medida que gané partidos le sumé confianza a esa comodidad, lo que generó buenos resultados.

—¿Con una preparación específica para césped se puede llegar a tener cierto dominio de esa superficie o al menos reducir el temor a jugar sobre ella?

—Luego que aprendés qué cosas de tu tipo de juego tenés que adaptar, hay que trabajar sobre eso. No sé si se puede ser especialista con apenas dos torneos por año, porque más que eso no jugué en mi vida ahí, pero al menos se puede estar bastante menos incómodo que si llegás negado y sin prepararte.

—Wimbledon se le hizo más corto de acuerdo a cómo llegaba desde Nottingham y a esa preparación. ¿Qué sucedió ahí?

—El primer día en Wimbledon, y más aún si es el lunes, la cancha esta nueva y un poquito más rápida. Como decía antes, pasar ese partido podía cambiar bastante mi torneo, pero no fue el caso. Me tocó un rival que tiene muchos partidos ganados en esa superficie y que su juego es agresivo y difícil de contrarrestar en el pasto.

—Esta semana regresa al polvo de ladrillo ¿Cómo ajusta su calendario de cara a los Juegos Olímpicos?

—Voy a jugar dos torneos, que serán mis dos últimos del año sobre esta superficie. Por supuesto los voy a encarar con las mismas ganas de siempre y después voy al Masters 1000 de Canadá, que es obligatorio, para luego descansar unos 10 días.

—¿Le genera alguna ansiedad o sentimiento especial que lo hayan colocado en la lista de posibles abanderados de Uruguay en Rio?

—Ansiedad no. Tenemos pocos pero excelentes deportistas en Uruguay, especialmente en estos Juegos de Rio, y cualquiera de ellos tendría la bandera más que merecida. Sería inolvidable llevarla, un gran reconocimiento, una linda motivación y una responsabilidad linda.

—En esta semana Uruguay se juega la permanencia en la Zona Americana II de la Copa Davis. ¿Cómo la va a vivir? ¿Habló de ello con Martín, su hermano?

—Obvio que voy a estar pendiente. Siempre estuve, estoy y voy a estar pendiente de Uruguay. Siempre en las que no juego estoy pendiente. Y con Bebu siempre estoy en contacto. Hablamos de esta Copa Davis y de todas. Lo mismo que con el capitán.

—¿Qué le parece la decisión de Marcel Felder de regresar al equipo de Copa Davis?

—Es una decisión sumamente personal. No hablé con él para saber qué lo motivó a volver al tenis. Que esté en la Davis me parece un buen refuerzo para el equipo, tiene mucha experiencia.

—¿Cómo evalúa su temporada de dobles?

—Con Marcel (Granollers) venimos teniendo un año bueno. Personalmente estoy convencido que hacemos una gran pareja y que estamos para más. Queda casi la mitad del año y muchos torneos por delante.

Al polvo

Debuta en hamburgo

Pablo Cuevas debuta hoy en la cancha central Hamburgo ante el local Florian Mayer. El uruguayo y el alemán se han enfrentado en dos ocasiones con un triunfo por lado y ambas sobre suelo teutón.

Por este mismo torneo, en 2010 Mayer ganó 6-4, 6-1 en primera ronda y el año anterior en el challenger de Braunschweig el salteño se impuso 6-4, 3-6, 6-4. Cuevas es el tercer cabeza de serie detrás de Philipp Kohlschreiber y Benoit Paire. En dobles jugará con el argentino Carlos Berlocq y debutarán ante los segundos favoritos, Henri Kontinen y John Peers.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)