TENIS

Cuevas: "Hay mucho por mejorar"

El uruguayo se mide hoy ante el español Almagro con varias lecciones aprendidas del debut.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuevas. Hoy tratará de seguir avanzando en el US Open. Foto: AFP

Pablo Cuevas regresará hoy a la acción en individuales del US Open cuando en el tercer turno de la cancha 5, sobre las 16 horas de Uruguay, se enfrente al español Nicolás Almagro. El salteño (vencedor 6-3, 6-2, 0-6, 5-7, 6-3 sobre Dudi Sela) jugará su quinto partido ante el murciano, actual 48 del mundo, de 31 años y que clasificó a la segunda ronda tras vencer 6-1, 6-4, 7-6(7) al húngaro Marton Fucsovics, proveniente de la ronda clasificatoria, luego de dos horas y cuarto.

Almagro no juega en el US Open desde 2012, justamente cuando logró su mejor actuación, alcanzando la segunda semana hasta la cuarta ronda. Cuevas y el español han jugado ya cuatro veces, con la particularidad de que tres de esos partidos fueron el año pasado, al vencerlo en semanas consecutivas en San Pablo y Río de Janeiro, sobre polvo de ladrillo, y en cemento de Sdyney apenas unas semanas antes al comenzar la temporada. El uruguayo también lo derrotó en cuartos de final de Hamburgo en 2009. Almagro, nueve del mundo en 2011, se viene recuperando de dos temporadas lesionado y este año ganó el torneo de Estoril y fue finalista en Buenos Aires.

Por la recuperación.

Pablo Cuevas terminó cerca del calambre, pero ganando gracias a sus ganas de ser competitivo en su partido de primera ronda ante Dudi Sela. En declaraciones a ESPN el uruguayo dijo que durante su encuentro "venía jugando sin hacer gran cosa dentro de la cancha, errando poco y quise soltarme, pero cuando lo logré se me fueron todas afuera".

El salteño agregó que "Dudi comenzó a usar su talento, sus buenos tiros y logró meterme en una maraña de la que me costó salir para ganarlo. Hay mucho para mejorar". Luego de afirmar que se siente feliz de haber llegado a la segunda ronda, rescató que "lo positivo es que luego de haberlo podido ganar antes, incluso en el cuarto set y cuando ya me estaba acalambrando en el quinto, aparecieron esas ganas de competir y de no querer perder para sacar adelante el encuentro y saber que regreso hoy y no que me voy enojado al hotel".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)