TENIS

Cuevas está en buena compañía

Pablo alcanzó su tercera semi de Grand Slam junto a Granollers, pero no se sorprende y va por más.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuevas. “Estoy contento, pero no sorprendido”, dijo. Foto: EFE

Pablo Cuevas se metió por tercera ocasión en su carrera en semifinales de un torneo de Grand Slam en dobles.

Esta vez fue con Marcel Granollers, tras vencer 5-7, 6-1 y 6-2 al canadiense Vasek Pospisil y al estadounidense Jack Sock, novenos cabezas de serie y campeones de Wimbledon 2014 e Indian Wells del año pasado.

Cuevas y Granollers, campeones de dos torneos y con dos finales a cuestas entre 2008 y 2010, venían de perder en primera ronda en los tres torneos que habían jugado desde Estoril 2010. Aquella vez cayeron en la final del torneo portugués antes David Marrero y Marc López, quienes luego serían compañeros de dobles respectivamente del uruguayo y el español.

Cuevas y Granollers nunca jugaron juntos una semifinal de un torneo de Grand Slam, pero el español fue finalista en el US Open y Roland Garros 2014 con Marc López, con quien alcanzó las semifinales del Abierto de Australia 2013 y el US Open 2012. Además, con Tommy Robredo llegó a semifinales en el US Open 2010. Además, ganó el Masters de dobles de 2012 junto a López.

Cuevas, por su parte, fue semifinalista (con Horacio Zeballos) en Roland Garros 2013 cuando perdieron ante los locales Michel Llodra y Nicolás Mahout, y campeón (con Luis Horna) en Roland Garros 2008.

En la próxima ronda los esperan Daniel Nestor (Canadá) y Radek Stepanek (R. Checa), dos tenistas de mucha experiencia, de 43 y 37 años respectivamente, ganadores en cuartos a Treat Huey/Max Mirnyi, cabezas de serie 14.

No se sorprende.

Cuevas le tenía confianza a la pareja de dobles que ya había formado desde antes con Granollers y a este reencuentro en 2016.

"Estoy muy feliz de arrancar la temporada con un nuevo compañero y ya en el primer torneo de Grand Slam meternos en semifinales. Es inmejorable", señaló Cuevas desde Melbourne. "Con Marcel nos conocemos desde los 16 años y hemos jugado juntos un buen tiempo. Nos ha ido bien y estaba muy feliz cuando acordamos jugar juntos este año porque es un gran jugador y sabía que podíamos armar una buena pareja de dobles", agregó.

"Estoy contento pero no sorprendido por haber llegado juntos a semifinales en Australia. Es difícil el camino hasta acá, y pudimos demostrar y confirmar lo que creíamos que podíamos hacer juntos". Por otro lado dijo que "desde la segunda ronda le empezamos a ganar a parejas muy buenas y que están juntas todo el año".

Los Cuartos.

Acerca de la victoria ante Pospisil y Sock, el salteño indicó: "Es una pareja difícil porque ambos en singles son buenos de fondo de cancha y juegan muy bien en dobles. Sacan de buena forma y saben jugar en la red."

Cuevas dijo que en el primer set "devolvimos bien, pero un error mío indujo al quiebre que definió el juego. Luego, tras el quiebre en el segundo set, el partido ya fue nuestro, generamos muchas chances y en el tercero les quebramos dos veces y tuvimos dos oportunidades más. Creo que pudimos anular las cosas que ellos hacen bien".

Los veteranos.

La última escala antes de la final será ante Daniel Nestor y Radek Stepanek. "No sé a quienes le ganaron en el torneo, pero seguro que están jugando bien. Igualmente no tenemos que preocuparnos tanto de los rivales, sino por mantener nuestras química como pareja".

"Tenía que estar menos especulador dentro de la cancha, y en dobles no se puede especular nada. Te hace estar más rápido y me da confianza. Le comenté a Marcel que al inicio me sentía más lento en el dobles, pero ahora ya estoy prendido", dijo.

Respecto a si se imagina con una segunda copa de Grand Slam en sus manos, dijo: "tenemos ganas, pero aún queda mucho recorrido".

Cuevas ante Nestor, una rivalidad de más de diez encuentros

Contra Daniel Nestor, Pablo Cuevas tiene una larga data de partidos, de casi una decena, y aunque perdió varios (tanto en pareja con Roger Vasselin por ejemplo el año pasado en Montreal o con Bopanna en Sydney), le ganó otras varias. En 2015 lo venció en la segunda ronda de Roma junto a Marrero a Nestor y Leander Paes. También junto a Luis Horna consiguió su máximo logro ante estos rivales. En la final de Roland Garros 2008 venció al canadiense que jugaba con Zimonjic, pero después se vengaron en semifinales del Masters en Shanghai. Nestor y Zimonjic también le ganaron a Cuevas y Marrero en octavos de Wimbledon 2014.

Contra Stepanek (y Tommy Haas) perdió junto a Marrero en el inicio del US Open 2015.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)