ABIERTO DE AUSTRALIA

Chung: de soldado a joven maravilla

El surcoreano, que hizo historia al llegar a semifinales de Australia, evitó el servicio militar gracias al tenis.

Hyeon Chung. Foto: EFE.
Hyeon Chung se metió en las semifinales del Abierto de Australia. Foto: EFE.

Las semifinales del Abierto de Australia tienen protagonistas extraños. Roger Federer es único de los favoritos que sigue en carrera. Marin Cilic es el otro que se podría catalogar como famoso, pues enfrentará al británico Kyle Edmund. El rival del suizo, en tanto, es de quien todo el mundo tenis habla hoy: Hyeon Chung.

¿Quién es este tenista que dejó por el camino a Novak Djokovic y que ha ganado los ocho últimos sets que disputó? Se trata nada menos que del primer surcoreano (hombre o mujer) que alcanza semifinales de un Grand Slam y solo tiene 21 años.

Pertenece a la camada de tenistas jóvenes que promueve la ATP y viene de ganar precisamente en Milan la primera edición de la Next Gen ATP Finals, el torneo de maestros para las promesas.

Se ubica en la posición 58 del ranking ATP, lo cual lo hace el tenista más joven en avanzar a semifinales del Abierto de Australia desde 2004, cuando Marat Safin lo hizo en la posición 86.

El nacido el 19 de mayo de 1996 en Suwon es derecho y es reconocible por jugar con lentes. Y aquí hay una historia. Desde hace un tiempo utiliza lentes deportivos, especialmente diseñados para que pueda exigirse sin que le molesten. Su muy livianos y anatómicos. Sin embargo, hasta no hace mucho utilizaba unos de armazón normal, porque recién cuando se empezó a abrir camino entre las grandes promesas del tenis mundial apareció un sponsor que le financió las gafas deportivas.

Desde pequeño se le diagnosticó miopía y como es tan grande (20 dioptrías), necesita lentes con armazón.

Chung traía el tenis en la sangre, porque su padre, Seok-Ji, fue tenista al igual que su hermano Hong. Comenzó a jugar desde chico y eso lo salvó de hacer los dos años de servicio militar obligatorio, pues al ganar la medalla de oro de dobles mixtos en los Juegos Asiáticos fue considerado deportista de elite y ello le permitió dejar el servicio militar luego de cuatro semanas.

Este joven puede convertirse en héroe por llegar a la final, pero al mismo tiempo en villano, porque para hacerlo deberá vencer durante la próxima madrugada uruguaya (5.30) a Roger Federer, el favorito del público y quien busca su título 20 de Grand Slam. Sencillo no será, porque el suizo, número 2 del mundo y defensor del título todavía no ha cedido ni un set.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)