ESTADOS UNIDOS

La carta de Serena Williams luego de ser mamá: "Estuve a punto de morir"

La número uno del tenis mundial contó que los médicos la salvaron cuando 24 horas después del parto sufrió una embolia pulmonar. Con la carta busca crear conciencia sobre la situación de miles de mujeres que mueren en el mundo al dar a luz sin atención médica. 

La primera foto de Serena con su hija.
La primera foto de Serena con su hija. Foto: Instagram. 

Serena Williams es la número uno del tenis mundial. Ganó 23 títulos Grand Slam en su carrera y sigue en la cima. Los que saben dicen que incluso es la mejor tenista de la historia. En enero de 2017 se conoció que había ganado el Abierto de Australia con 8 semanas de embarazo. Serena jugó como nunca y, además, estaba embarazada. 

En septiembre nació su hija, Olympia. Los padres subieron orgullosos la foto de la pequeña a las redes sociales. También por Instagram y Twitter la tenista fue contando su nueva vida. Olympia no dormía, Serena estaba cansada, las dificultades de la lactancia, cómo compatibilizar trabajo y maternidad y todas los cambios que se viven los primeros meses con el bebé en casa. Sí, a Serena, esa mujer que parece invencible, también le pasaba.

Meses después, pronta para volver al tenis, Serena confesó que el nacimiento de su hija no fue lo mágico que pudo parecer. En una carta publicada por CNN contó que su vida corrió riesgo después del parto. "Casi muero tras dar a luz a mi hija, Olympia. Sin embargo me considero afortunada" comienza el texto.

Serena cuenta que el embarazo fue fácil, pero la pequeña nació por cesárea de emergencia luego de que los médicos constataran que tenía el ritmo cardíaco bajo. "Antes de que me diera cuenta, Olympia estaba en mis brazos. Fue el momento más extraordinario que jamás había sentido. Pero las siguientes 24 horas fueron distintas" relató. 

Serena estaba segura que estaba sufriendo una embolia pulmonar (tenía antecedentes) y le avisó a los médicos que, luego de los estudios, confirmaron que tenía razón.  "El corte de mi cesárea se abrió por la intensidad de mi tos debido a la embolia. Regrese a la sala de operaciones, donde los doctores encontraron un gran hematoma, un bulto de sangre coagulada, en mi abdomen" contó. 

"Debido a mi historial médico con este problema, vivo con miedo por esta situación. Por eso, cuando sentí que no podía respirar bien, no esperé un segundo para alertar a las enfermeras" agregó.  La tenista agradeció al cuerpo médico que la atendió. "Supieron exactamente como afrontar las complicaciones que fueron apareciendo. Si no hubiera sido por su profesional atención, no estuviera hoy aquí".dijo. Una vez dada de alta, Serena estuvo seis semanas en reposo en su casa. 

Serena Williams, una de las mujeres más influyentes de la historia, está lista para volver al tenis.  Sin embargo no quiso perder la oportunidad de contar su experiencia y llamar la atención en las miles de mujeres que mueren en el mundo al dar a luz. 

"Según el Centro de diagnóstico y prevención de enfermedades norteamericano las mujeres negras tienen tres veces más probabilidades de morir en un parto. Pero no solo en EE.UU , en el mundo millones de mujeres dan a luz en la pobreza y el hambre y en condiciones desfavorables" dice en el texto.

Serena cuenta además la historia de una mujer en Malawy que caminó kilómetros en trabajo de parto hasta llegar al hospital más cercano. El bebé murió.

En su carta, Serena dice que "cada madre, sea donde sea que esté e  independientemente de su raza o antecedentes, merece un embarazo y un nacimiento saludables".

"¿Cómo? Puedes exigir a los gobiernos, las empresas y los proveedores de servicios de salud que hagan más para salvar estas preciosas vidas. Puedes donar a UNICEF y a otras organizaciones de todo el mundo que trabajan para marcar la diferencia para las madres y los bebés necesitados. Al hacerlo, te conviertes en parte de esta narración, y te aseguras de que algún día, alguien, quién sea y de dónde sea, no decida si un bebé puede vivir o morir", continúa.

"Juntos, podemos hacer este cambio. Juntos, podemos ser el cambio", termina la carta de la mejor tenista del mundo y orgullosa mamá de Olympia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)