Tenis

Otro capítulo para su historia

Serena Williams ganó el Abierto de Australia y llegó a su 19° Grand Slam.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ganadora. La estadounidense Serena Williams y el trofeo.

Felicitaciones por seguir escribiendo la historia", le dijo Maria Sharapova a Serena Williams durante la premiación del Abierto de Australia. Esa mezcla de resignación y admiración también se escribe y forja sobre las cenizas de muchas frustraciones de la rusa.

La victoria 16 consecutiva de Williams sobre Sharapova fue 6-3 y 7-6(5) y le sirvió para meterse más profundamente en la historia del tenis femenino, de la cual ya es protagonista hace tiempo.

De esos 16, ya son 12 los que le gana en sets corridos y además nuevamente prevaleció en la definición de Melbourne la uno sobre la dos del ranking, un resultado que ya no sorprende y que no tenía en cancha a la pareja que lidera el escalafón decidiendo el trofeo desde la victoria de Justin Henin a Kim Clijsters en 2004.

En poco menos de dos horas, Serena levantó su sexta copa en Melbourne, que se suma a las de 2003, 2005, 2007, 2009 y 2010 (además ganó en dobles en 2001, 2003, 2009 y 2010), que le significa por otra parte la 19 de Grand Slam.

De la premiación femenina participó Martina Navratilova, a quien Serena pasó en el conteo de copas de los grandes.

La checa devenida estadounidense suma 18, al igual que Chris Evert, pero ahora la menor de las Williams llegó a 19.

Le queda un trecho para alcanzar las 23 de Steffi Graf, la más ganadora en la Era Profesional desde 1968.

La historia reserva, igualmente, dos nombres enormes que por ser anteriores al dinero y la Era Abierta, como se le llama al trecho que va desde la oficialización de los premios hasta nuestros días: uno es el de la australiana Margaret Court, quien ganó 24, 11 de los cuales logró en su país cuando este deporte aún era amateur.

También hay que anotar a Hellen Wills Moody con 19 trofeos de Grand Slam cuando se abre la puerta hacia los registros del tenis amateur, con 19 copas, la última ganada en Wimbledon en 1938.

Los años parecen no pasar para Serena, quien se mantiene en el uno del mundo y ya está camino a los 34.

Con 33 años y 127 días es la campeona más veterana del Abierto de Australia (contando desde 1968) y es la segunda más longeva en ganar un Grand Slam. En este capítulo regresa Navratilova con 33 años y 263 días, por lo que un nuevo título de Williams podría llegar ya sobre esa edad de Martina y superar esa marca de permanencia y triunfos.

Para Sharapova, la historia le guarda un capítulo más gris en este torneo. Ahora se mantiene como escolta de Serena en el ranking, con 16 derrotas consecutivas a manos de Williams (17-2 es el historial completo) y con las ganas nuevamente de levantar el trofeo de Australia, donde ganó en 2008, pero perdió las finales de 2007, 2012 y 2015.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)