TENIS

A la cancha en Hamburgo

En singles y dobles, Cuevas pasa llave al polvo de ladrillo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Cuevas. El salteño viaja a Alemania antes de ingresar en la temporada de cemento.

Esta semana culmina en Hamburgo una parte importante del año de Pablo Cuevas. El uruguayo cerrará en Alemania su participación en los grandes torneos de polvo de ladrillo, que incluyen la gira sudamericana y europea.

Durante este tramo de la temporada, el salteño disputó 27 partidos sobre esta superficie, y ganó 18. Si se lo cuantifica en resultados, obtuvo el título de San Pablo, fue finalista en Estambul (derrotado por Roger Federer en la definición), semifinalista en Bastad, y cuarto finalista en Rio de Janeiro (derrotado por Rafael Nadal, él con su lesión en la espalda, el español sin estar en su mejor momento) y Buenos Aires.

No está mal, teniendo en cuenta que en este mismo tramo del año, en 2014, logró sus dos primeros títulos de ATP en Bastad y Umag, éste último llegando desde la ronda clasificatoria.

Pero además en la temporada pasada ganó cuatro challengers y fue finalista en otro, entonces el ojo se llena más rápido, con la diferencia de que aquellos resultados lo hicieron pasar de pantalla en el juego de tenis, y en lugar de ir a los torneos intermedios, se fue a disputar los demás arriba.

No es un justificativo para derrotas como la que sufrió ante Benoit Paire en Bastad, estando en ventaja y luego desconcentrado, ni como las de Gael Monfils en Roland Garros (aunque en ese mismo torneo ganó otras dos rondas en cinco sets), ni Albert Ramos en Madrid, Nadal en Brasil, o la de la primera ronda de la Copa Davis en Montevideo ante Alejandro González.

Por otra parte e ingresando en algunos datos específicos: en este tramo de dos partes, a comienzos de año y a mediados, Pablo Cuevas por ejemplo ha ganado el 67% de sus partidos, pero sólo cinco de 13 tie breaks.

De todos modos su saque le ha funcionado en promedio bastante bien- En polvo de ladrillo lleva un promedio de 6-7 aces por partido, un 60,8% de primeros servicios dentro, y con ellos ha ganado el 69.5% de los puntos jugó. Su segundo saque, en tanto, le hizo obtener el 56.3% de lo que disputó.

Su derrota en semis de Bastad hará que Cuevas se vaya de los 20 mejores del mundo, llegando al 31.

Esta semana en Hamburgo, Cuevas podrá tomarse la revancha de la derrota en semifinales del 2013 ante Diego Schwartzman. En dobles, Cuevas y David Marrero vuelven a jugar juntos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados