TENIS

Un balance más que positivo

El tenis celeste vuelve a gozar de la formación de nuevos talentos juveniles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
talentos juveniles

Hace 13 años que Uruguay no tenía un equipo compitiendo en los mundiales juveniles en tenis y en 2016 dos equipos lograron la clasificación: los varones de 14 y las niñas de 16.

Cerrado el ciclo de competencias Sudamericanas con dos podios, la evolución progresiva en cada franja etaria es evidente, pese a que la Asociación Uruguaya de Tenis no tiene facilidad de recursos, que los jugadores son apoyados por su entorno y clubes y a que tampoco se desarrolla una fuerte competencia interna, más allá de recuperar la etapa local de la gira Sudamericana.

Los equipos de la categoría más chica (12 años) no tuvieron un buen torneo continental. Las niñas fueron dirigidas por Leticia Demicheli y viajaron Pilar Méndez, Paulina Hudson y Juliana Rodríguez, en tanto que por los varones que capitaneó Daniel Senaldi fueron Juan Ignacio Calzada, Juan Pablo Moreira y Joaquín Porro. "No es una categoría en la que haya muchos para elegir y además son muy chicos, tienen 11, pero no por la convivencia, sino por el nivel de tenis, que se basa en la maduración respecto al resto. Ellos no pueden tomar decisiones en cancha porque no tienen la independencia necesaria. Recién estamos en la parte técnica cuando el resto está en lo táctica, pero es lindo ver que progresan", expresó Senaldi.

Demicheli, quien viajó al sudamericano de Santa Cruz con las niñas, dijo que "la experiencia fue buena pese a los resultados ya que era la primera vez que competían fuera del país y había diferencias similares a las de los varones".

En 14 años jugaron en Asunción las niñas capitaneadas por Marcelo Filippini: Guillermina Grant, Belén Deus y Paulina Goldszeft. Los varones, que jugarán el Mundial en República Checa al ser vicecampeones continentales dirigidos por Andrés Artía son Francisco Llanes, Juan Fumeaux y Ezequiel Passarino.

Artía, quien dirigió a Llanes y Fumeaux (en ese momento también de León) cuando fueron sub campeones en 12 años, señaló que Uruguay viajó "con expectativas de clasificar al Mundial y nos preparamos para eso. Hicimos la gira Cosat en verano y nos mentalizamos para ir al Mundial".

LLanes y Fumeaux entrenan con Artía en Paysandú desde los siete años, mientras que Passarino, quien vive en Dolores, en la etapa previa viajó muchas veces a esa ciudad para estar juntos. Fruto de estos años, dijo Artía "nosotros confiamos mucho en la pareja de dobles porque hace años lo hacen juntos". Esta camada de chicos es del interior y a los sanduceros se le sumó Passarino "que es un gran compañero de equipo, que colaboró muchísimo, siempre prendido para jugar cuando fuera necesario y ganó el dobles con Llanes. Fue un placer formar este equipo. Vamos a jugarles de igual a igual pese a que Argentina, Ecuador y Brasil están fuertes. No vamos pensando en que en el sorteo nos toque uno u otro. Vamos confiados para ganarle a cualquiera".

Marcelo Filippini señaló respecto a las niñas de esta categoría casi lo contrario: "se tenía que dar un muy buen sorteo para pelear el quinto puesto, que era una aspiración bastante buena". El sorteo no favoreció a Uruguay, pero igualmente Grant mostró su potencial: "le ganó a la dos, la tres y la siete de Sudamérica, mientras ella está ocho en la actualidad. Y perdió con la uno del continente únicamente, Heller, que es muy dominante. Así está la categoría, con las cuatro de arriba un poco más despegadas y luego hay un grupito de cinco o seis jugadores donde está Guillermina"

En Sub 16 se logró también el pasaje al Mundial.

Las niñas que clasificaron en Rio de Janeiro al Mundial fueron capitaneadas por Diego Demicheli y son Agustina Cuestas, Lucía de Santa Ana y Fernanda Secinaro. Los caballeros fueron capitaneados por Andrea Russo y jugaron William Wibmer, Franco Roncadelli y Gonzalo Lojes. "Lucia y Fernanda había hecho buena gira sudamericana por lo que teníamos expectativas. Nos pusimos la meta de ir al Mundial, tanto que al grupo de WhatsApp le pusimos hasta Madrid no paramos, pensando que era esa la sede", señaló Demicheli.

Lucía vive en Estados Unidos y eso le ayuda "porque está muy madura, tratando de jugar al tenis. Puede crecer mucho allá".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º