TENIS

Australian Open: así se viene el torneo

Calendario y curiosidades de la edición 105 del primer Grand Slam del año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP.

La rueda loca de los torneos de Grand Slam comienza con el Abierto de Australia en Melbourne, un evento con mucha historia, que suma este año además mucho dinero en premios y que alcanza su edición número 105.

Confeccionar un calendario previo a que se acerque al calor sofocante de Australia y a su cada vez menos especial superficie (ya más estandarizada que en años anteriores) es parte del trabajo de los cuerpos técnicos de los jugadores.

El defensor del título este año llega como dos del mundo, ya que Novak Djokovic perdió el liderazgo del circuito a manos de Andy Murray.

Sin embargo, el serbio venció 6-1, 7-5 y 7-6 (3) al escocés en la final del año pasado, por lo que de entrada el primero de los grandes puede agrandar la brecha o acortar la cima del ránking masculino.

Ya de pique el de Dunblade buscará jugar su sexta final en este evento, sin haber ganado aún ninguna de las cinco previas, mientras que el de Belgrado irá en busca de su sexta corona. Nole ganó en 2008, 2011, 2012, 2013, 2015 y 2016, y está igualado con Roy Emerson en la lista de más ganadores en este torneo en todos los tiempos, seguido por Andre Agassi, Jack Crawford, Roger Federer y Ken Rosewall. El suizo es el único tenista en actividad en este listado, además -obviamente- de Djokovic.

También en esta lista de excepcionales triunfos, el de Belgrado podría igualar a otros siete tenistas que han ganado al menos siete veces un mismo torneo, entre ellos Federer (Wimbledon) y Nadal, aunque el español suma nueve veces la corona de París.

Para Murray, romper la racha negativa de seis finales perdidas parece no esperar más. Cayó ante Federer en 2010 y ante Djokovic en 2011, 2013, 2015 y 2016.

“Nole”, Federer, Goran Ivanisevic e Ivan Lendl son los únicos tenistas en la Era Profesional que han perdido tres veces una final de un Grand Slam antes de ganarlo. Todos ellos en la cuarta aparición se quedaron con el trofeo. Andy supera esa marca adversa y quiere parar el conteo.

Ardua tarea.

Los dos primeros torneos de Grand Slam de 2016 fueron para Djokovic y se transformó entonces, gracias a Melbourne y París, en el octavo tenista en completar los cuatro grandes a lo largo de su carrera. Con visión en perspectiva de que esta semana comienza la ronda de los cuatro grandes, también es bueno recordar que Novak perdió en tercera ronda, mientras Murray se quedaba con el título de Wimbledon, pero tras ser finalista tanto en Australia como en Francia, marcando el predominio de ambos.Entre medio se coló Stan Wawrinka con su cetro del US Open derrotando en la final al serbio. Tan cerrado fue el año pasado y promete ser este 2017.

Rafa por su récord.

Nadal podría ser el único tenista en la Era Profesional (y apenas el tercero en toda la historia del tenis) en ganar cada uno de los torneos de Grand Slam al menos dos veces. Roy Emerson y Rod Laver son los otros dos que lo han logrado en al menos dos ocasiones.

Cuevas en cancha.

El uruguayo debutará en la madrugada del lunes ante el argentino Diego Schwartzman sobre las 2 de la mañana. El rival del salteño ganó Estambul 2016 y fue finalista en Amberes y posee racha positiva ante el uruguayo tras ganarle en dos de los tres partidos entre ATP y challenger.

El año pasado el campeón del Uruguay Open 2016 derrotó al uruguayo 7-6 y 6-3 en cuartos de final de Amberes. En tanto, en Hamburgo 2015 y sobre polvo de ladrillo, triunfó Cuevas 7-6 y 6-4.

Además, jugaron en semis del Uruguay Open 2013 y ganó el bonaerense 6-2 y 6-2. El vencedor del partido inicial en Melbourne esperará por el triunfador del encuentro entre el belga Steve Darcis y el local Sam Groth.

Cuevas ha jugado cuatro veces en este torneo y su mejor actuación fue el año pasado, cuando llegó a segunda ronda. En 2010, 2011 y 2015 quedó afuera de arranque. El uruguayo es el cabeza de serie 22 del torneo.

En dobles jugará junto al indio Rohan Bophana y defiende semifinales del año pasado, cuando disputó el torneo con Marcel Granollers.

Premios: una explosión.

Este año el Abierto de Australia explotó en el reparto de utilidades para los jugadores y además priorizó a los “de abajo”, es decir a aquellos tenistas que suelen marcharse en las primeras rondas. En total habrá 34.8 millones de euros en premios.

Australianos: con chapa.

Los australianos Rosewall, con 18 años, y Hingis, con 16, son los campeones más jóvenes en categoría masculina y femenina. Emerson, con cinco (1963-1967), y Court, con siete (1960 y 1966), mantienen los récords de mayores victorias individuales consecutivas.

Canchas: dos escenarios de primer nivel.

Las dos canchas principales son la Rod Laver Arena y Hisense Arena. El primero ha sido la sede principal para el Abierto de Australia en el tenis desde 1988, en sustitución del más antiguo Estadio Kooyong. Actualmente cuenta con un aforo de 15.000 espectadores. El lugar ha sido utilizado también para partidos de básquetbol, peleas de boxeo y conciertos de música.

Revolución: Melbourne es otra ciudad.

A la hora de emprendimientos, el estado de Victoria (donde está Melbourne) recibe una inyección económica de 60 millones de dólares, producto de unos 35 mil visitantes que solo llegan para ver tenis durante esas dos semanas. Estos consumen 125.120 helados, 19.250 porciones de pizza, 50.000 sandwiches, 60.000 refrescos, 110.000 botellas de agua y 318.000 cervezas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º