TENIS

Año notable de Cuevas llegó a su fin

Cayó en París y cerró la temporada, en la que llegó al puesto 19 para ser el mejor uruguayo de la historia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desempeño. Pablo Cuevas tuvo un gran primer semestre y floja segunda mitad de año.

Milos Raonic puso fin a la mejor temporada de Pablo Cuevas en el circuito profesional. El canadiense se impuso 4-6, 6-1 y 6-2 al salteño luego de 82 minutos de juego y de esta forma se cerró un 2016 inolvidable para el uruguayo.

Un total de 16 aces y tres dobles faltas del canadiense contra apenas dos puntos ganados directamente con el servicio para el uruguayo fueron parte de la estadística desfavorable para Cuevas, quien quebró en la única oportunidad que tuvo frente a Raonic.

Este partido marcó el final del año de Cuevas, ya que no participará de ningún torneo de la serie challenger y hasta el inicio de la gira pre Abierto de Australia 2017 no jugará en el circuito, pese a que tiene la invitación para tomar parte de la International Premier Tennis League, en Asia, junto a Roger Federer, quien podría retornar a la actividad allí.

Mitades disímiles.

Sin bien es cierto que desde julio no gana tres partidos seguidos, más exactamente desde que llegó a la final de Hamburgo, también es verdad que el salteño se coló en la elite de los 25 mejores, con picos tan altos como un 19 del escalafón mundial y que durante varios meses lideró la lista como el mejor latinoamericano.

En la primera mitad del año comenzó con todo, ganando el ATP 500 de Río de Janeiro en la final ante Guido Pella, y la semana siguiente derrotando a Pablo Carreño Busta en la de San Pablo. Además, en Río se sacó la espina de vencer en semis al cinco del mundo, Rafael Nadal.

Fue finalista en Nottingham, venciendo al fantasma del césped y cediendo apenas ante Steve Johnson en la definición tras salvar match point frente a Marcos Baghdatis. Luego también alcanzó la final de Hamburgo, cayendo ante Martin Klizan.

Sin pisar un challenger en todo el año, se mantuvo entre los mejores, sumando los cuartos de final de Buenos Aires (perdió ante David Ferrer) y Amberes frente a Diego Schwartzman.

Además, por primera vez en su carrera ganó más de 30 partidos (su racha fue 34-23), con 21-8 sobre polvo de ladrillo, su superficie favorita. También terminó con saldo positivo por primera vez sobre césped (4-2) y en dura fue 9-14.

Todos estos resultados lo llevaron a ser 19 del mundo el 15 de agosto, la mejor colocación histórica para un tenista uruguayo en el circuito profesional.

Racha: Ganó nueve partidos.

Uno de los puntos altos de la temporada de Pablo Cuevas fue la racha de nueve partidos consecutivos ganados sobre polvo de ladrillo en Brasil para quedarse con los cetros de Río de Janeiro y San Pablo. Justamente a quien le ganó en la final de Río fue quien lo frenó en Indian Wells: el argentino Guido Pella.

El saque: fue gran arma.

Los números para el año de Cuevas marcan 1595 aces y un promedio de 71% de puntos logrados con el primer servicio. Además, con sus cuatro partido ganados para llegar a la final de Nottingham, quedó con balance neutro en su carrera sobre césped: 8-8. También llegó a la definición sin ceder ni un set.

Victorias: dos ante Top 20.

Este año Cuevas solo pudo ganar dos partidos ante tenistas top 20: a Rafael Nadal (5) en Río de Janeiro y a Gael Monfils (15) en el Masters 1000 de Madrid. La del español fue su única victoria ante top 10, ya que perdió otros cuatro, incluyendo con Ferrer en Buenos Aires cuando el español estaba 6 del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados