TENIS

Andy Roddick entró en el Salón de la Fama del tenis

“No puedo creer el nivel que tuve en mi carrera”, señaló.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Roger Federer y Andy Roddick. Foto: AFP

Para Andy Roddick el nombre de los integrantes de los cuatro grandes del tenis son casi malditos, aunque la grandeza es tal que no sólo no siente haber tenido la mala fortuna de que todos ellos le privaron alguna vez de un gran título, sino la suerte de haberlos enfrentado.

El estadounidense ingresó el fin de semana al Salón de la Fama del tenis y tuvo palabras de agradecimiento para con sus vencedores.

“No puedo creer el nivel de tenis que tuve en mi carrera. Los récords que establecimos y los que rompimos. Le quiero agradecer a Murray, Novak, Roger y Rafa por haber jugado un tenis tan alto que nunca hubo antecedentes”, dijo Roddick en su discurso.

Los cuatro grandes han marcado y siguen marcando el pulso del tenis de estos últimos tiempos. Incluso cuando parece que decae su liderazgo, aparece alguno para recordar que están presentes, como ahora, que Murray y Djokovic están en pausa, pero Roger y Rafa están prendidos fuego.

“Los cuatro de alguna forma me cortaron los sueños en varios torneos, pero me siento orgulloso de tener mi carrera asociada a jugadores de ese nivel”, explicó.

“Siento que tuve que marcar a a Jordan, mantener la distancia con Ali, y hasta que he compartido mi tiempo con Picasso. Creo que lo vi todo en estos años gracias a haber compartido mi carrera con ellos”, añadió el estadounidense.

El norteamericano, uno del mundo en 2003, perdió 21 veces ante Federer, a quien le ganó en tres ocasiones.

El suizo le ganó las finales de Wimbledon 2004, 2005 y 2009, y la del US Open de 2006. Roger le envió un saludo por su incorporación al Salón de la Fama, a lo que Roddick respondió casi en broma: “al fin de cuentas es humano.”

Nadal le ganó siete de 10 partidos, Murray le ganó ocho de 11 partidos y aunque tiene racha ventajosa 5-4 ante Djokovic, el serbio lo eliminó en los Juegos Olímpicos de Londres.

De todos modos, Roddick se retiró con el cetro del US Open 2003, y un total de 32 títulos, cinco de ellos de la serie Masters 10000.

“No voy a ser campeón de Wimbledon, ni el mejor de mi generación, ni el más talentoso, pero estoy orgulloso de formar parte del Salón de la Fama del Tenis”, finalizó diciendo.

Kim Clijsters también ingresó.

También ingresó al Salón de la Fama del Tenis la belga Kim Clijsters, quien se retiró al quedar embarazada pero luego volvió para seguir jugando algunos años más.

“El tenis es como la vida misma: una pasión”, señaló la tenista.

Ganadora del US Open en los años 2009, 2010 y 2005, además del Abierto de Australia de 2011, Clijsters dice que su hija no recuerda nada de la carrera de su madre, campeona de 43 títulos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados