TENIS

Van entre alegrías y tristezas

Los tenistas uruguayos tuvieron suerte dispar este a lo largo del mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Francisco Llanes con Pablo Carreño Busta en España.

Los uruguayos en el mundo siguen dando que hablar. En el circuito profesional se destacaron Martín y Pablo Cuevas, además de Marcel Felder, en tanto que en desarrollo, Francisco Llanes termina mañana una de las experiencias más enriquecedoras de su vida.

Pablo Cuevas fue finalista de dobles en Hamburgo junto al español Marc López y fueron vencidos 6-3 y 6-4 por Ivan Dodig y Mate Pavic.

Tras el partido, el uruguayo le expresó a Ovación que “para perder en una final primero hay que llegar a ella.”

Su hermano Martín, en tanto, no pudo con el español Guillermo Olaso y cayó 6-4, 3-6 y 6-4 en la final del Futures de Turquía en el que “Bebu” también había sido finalista en dobles. “Fue una pena. Tuve mis chances, pero no pude aprovechar los break point y él la única oportunidad que tuvo se la quedó”, dijo “Bebu” a Ovación desde Rumania, a donde llegó apenas terminó la definición en Turquía. “Me quedo con la buena semana ganando partidos y siendo regular”, agregó.

Canadá.

Marcel Felder perdió 4-6, 6-3 y 10-4 la final de dobles del challenger de Granby junto al japonés Go Soeda. Tras caer ante el británico Joe Salisbury y el estadounidense Jackson Withrow, Felder afirmó a Ovación que “fue una buena semana en la que fui de menos a más y jugué mejor en la red. Entrené mucho dobles y me ayudó a mejorar para ganar confianza”.“No había arrancado bien la gira, pero como cada semana podés mejorar, tuve oportunidades y las aproveché. Hay que estar, como le pasó a Leo Mayer, que perdió la clasificación de Hamburgo, entró como lucky looser y fue campeón. Hay que estar listo”, dijo.

Algo único.

Francisco Llanes es para muchos la esperanza del tenis celeste. Invitado a entrenar en Barcelona, “Toto” llegará mañana a Montevideo luego de haber trabajado en el Real Club de Tenis con Albert Costa, ex seis del mundo, campeón de Roland Garros 2002 y de la Davis 2000, y Pablo Carreño Busta, 15 del mundo actual. “Es una experiencia enorme a los 15 años poder pasar tres semanas entrenando acá”, dijo Llanes a Ovación desde Barcelona.“Costa siempre vino a verme y me dijo que estaba contento conmigo”, agregó Llanes, quien trabajó mucho con Juan Viloca, ex 40 del mundo.

“Todo fue positivo y quedaron opciones para volver, pero sería una decisión dura venirme a España. Dejemos pasar el tiempo y capaz que en un año pueda venir unos meses a España y otros a Argentina”, cerró diciendo el uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)