TENIS

Ya es el abierto de San Pablo Cuevas

El uruguayo se consagró tricampeón en el Open de Brasil y superó a Filippini como el de más títulos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Cuevas con su tercer trofeo del Brasil Open en San Pablo. Foto: EFE

El salteño derrotó 6-7(3), 6-4, 6-4 a Albert Ramos Viñales para conquistar por tercer año consecutivo el Brasil Open en un partido que comenzó el domingo y, hasta las 18 horas de ayer, no se sabía cuándo continuaría. Incluso se especuló con que podría quedar inconcluso.

Cada título es inigualable, pero el tricampeonato de Pablo Cuevas en San Pablo será inolvidable.

Sin embargo, entre postergaciones y parones, el uruguayo ganó luego de dos horas y 59. Con la peculiaridad de regresar con un quiebre en el partido este lunes, tras la suspensión cuando estaban 7-6(3), 3-3, 40-40 en favor del español y con la curiosidad de sacar en el punto final de abajo (en el segundo servicio y tras tres match points sin concretar), Cuevas sigue haciendo historia en el tenis uruguayo.

La victoria en San Pablo (que lo iguala con Nicolás Almagro, aunque el murciano no ganó los tres títulos en forma consecutiva), Cuevas suma ya seis cetros de ATP, superando los cinco que lo igualaban con Marcelo Filippini. Además, el uruguayo mantiene su racha de al menos una copa ganada en los últimos 4 años.

Aunque este resultado no se reflejará en su ranking, debido a que los puntos que había logrado en este mismo torneo el año pasado se le borraron el último lunes de febrero, de todos modos marca un punto alto al final de una gira sudamericana sobre polvo de ladrillo que no había comenzado bien en Buenos Aires.

Luego del partido, Cuevas explicó sus sensaciones tras el título en una final atípica. "Fue muy diferente a los anteriores. No venía jugando bien en el comienzo de la temporada, pero pude dar vuelta un par de partidos, tanto en cuartos de final como el domingo, que me fui a descansar estando un set abajo. Este lunes volví y por eso estoy muy feliz de conseguir el tercer título acá."

Luego se refirió a la forma inusual de sacar en el match point: de abajo. "Estaba haciendo muchas doble faltas, incluso en ese mismo game saqué muy despacio en un par de segundos saques. Después de fallar el primero pensé que tenía muchas posibilidades de hacer una doble faltas más y empecé a analizar la posibilidad de sacar de abajo. Por un segundo pensé que era algo que no debía hacer, pero tampoco quería hacer más doble faltas, así que me dejé de analizar tanto y saqué así."

Cuevas recordó alguna situación de postergación en sus inicios, pero nunca en una final: "Nunca se me había postergado tanto una final. Sí recuerdo que en mis comienzos en el tenis profesional, en Rumania, en una semana llovió de lunes a jueves y entonces los primeros tres partidos los jugué en sets a cuatro games. Fueron tres partidos en un mismo día y si estábamos 3-3 íbamos a tie break. Una cosa rarísima."

El uruguayo se refirió a la tensión de la espera. "Nunca me había pasado en una final y se siente mucho esa tensión de no saber cuándo va a parar la lluvia. No es que me dijeron a las 12 que a las 18 iba a dejar de llover. Cada dos horas estaba entrando en calor y fue tres o cuatro veces. Eso va consumiendo un poco las energías".

El salteño acumula ahora seis títulos.

Los seis títulos de Pablo Cuevas en su carrera son Bastad y Umag en 2014, Río de Janeiro y San Pablo 2015, nuevamente el torneo paulista en 2016 y el último ganado este lunes otra vez en el Brasil Open, lugar que le calza muy bien.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)