MUNDIAL SUB 20

Vuela, pero falta: el dueño del mediocampo es paciente

Valverde, la piedra fundamental de la sub 20, todavía no cree estar tan firme como para sumarse a la mayor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Federico Valverde. Foto: EFE

Federico Valverde no estuvo en el Sudamericano Sub 20 y se lo extrañó. Al menos en la previa hubo lamentos por su ausencia pero después, ante el buen rendimiento Celeste y el título, se cambió la tristeza por una especie de actitud fanfarrona. "Y eso que no jugó Valverde", decían algunos.

Tras las dos primeras fechas del Mundial de Corea quedó en claro que el aporte que el jugador del Real Madrid le da al plantel es grande y que de verdad podría haberse hecho notar en el Sudamericano si hubiera asistido. Igualmente el equipo logró el objetivo, clasificó al Mundial y ahora disfruta con el "Pajarito" manejando los hilos.

Ya no es el juvenil que debutó en Peñarol y hacía sus primeras armas en Primera División, aunque por momentos parecía que tenía varios partidos encima. Tampoco es ese salvador que se puede meter en la mayor y tomar las riendas de la creación en el mediocampo. Valverde sabe que de seguir en la línea tiene futuro pero, como le ha pasado hasta ahora, hay que ser paciente.

"Tomo este Mundial como una revancha, lo tomo como una motivación, como una oportunidad única porque me tocó sufrir en el Sudamericano por no estar. Quedé contento porque hayan logrado el campeonato pero ahora tengo que aprovechar esta oportunidad enorme", dice Valverde a Ovación. Debió mirar por TV como sus compañeros se coronaban en Ecuador pero no se desesperó.

Ahora no tuvo problemas y con el permiso de su club se sumó al torneo. No demoró en acoplarse a sus compañeros y formó una sociedad con Rodrigo Bentancur, con el que nunca había jugado, que parece funcionar a la perfección. "Fue un proceso muy fácil porque los compañeros te integran muy rápido y muy bien. Rodrigo es un jugador extraordinario. Marca, juega, sube, baja. Creo que tiene todo para ser un jugador de elite y ojalá siga por el camino", cuenta sobre su compañero de mediocampo.

Uruguay ganó los dos primeros partidos ante dos selecciones fuertes y clasificó con una fecha de anticipación. Mostró que tiene variantes en su juego, jugadores de calidad e ilusiona al público que se pregunta por qué esta apuesta no se repite en la selección mayor. "Que la gente hable de cómo juega Uruguay motiva, porque demuestra que estamos haciendo las cosas bien. Cada equipo tiene sus características y juega como el DT de cada selección le indica. Nosotros jugamos de esta manera porque Fabián nos pide que juguemos así. Cada selección de Uruguay tiene su fuerte y el nuestro es el juego pero cada entrenador tiene su forma de juego en mente y sus estadísticas", analiza Valverde.

El volante creía en el grupo y estaba convencido que iban a salir unidos y fuertes en los dos primeros encuentros, lo que terminó dando un buen resultado. Ha sido uno de los más destacados por su técnica, pegada y claridad en el mediocampo y algunas voces comenzaron a sugerirlo como un jugador a tener en cuenta para la selección mayor.

Valverde, a pesar de los elogios y al igual que en otras etapas, prefiere no apurarse. "Es algo lindo y emocionante que algún día llegue esa noticia pero yo creo que hay que darle tiempo al tiempo. No estoy bien, creo que todavía me falta mucho por mejorar y voy a seguir trabajando como lo vengo haciendo. Debo entrenarme de la mejor manera posible y esperar que algún día llegará".

Un puesto en el que creció.

El juego de Valverde cambió desde su llegada a Real Madrid y Fabián Coito ha sabido aprovechar este nuevo puesto que forjó en en el "Merengue" y en el que ha explotado sus cualidades. Actualmente el mediocampista juega como volante retrasado por delante de la línea de cuatro defensores y es el primer pilar sobre el que se construye el buen juego charrúa. "En esa posición puedo rendir mucho más porque tengo el campo de frente y eso fortalece mi juego", contó el volante. El entrenador lo ha acompañado de otros volantes de buen pie que ayudan a explotar sus aspectos. Bentancur comparte la zona central mientras que es acompañado por De la Cruz, con el que forman un buen circuito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados