MUNDIAL SUB 20

Voces que tienen experiencia

Hablan quienes fueron protagonistas de las últimas dos semifinales que jugó la Sub 20 en Turquía y Malasia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Referentes

La selección Sub 20 de Uruguay jugará mañana de madrugada una nueva semifinal de un campeonato Mundial. Tal como sucedió hace cuatro años atrás, en el Mundial de Turquía, y hace 20 en Malasia. Si bien Uruguay llegó a las semifinales de un Mundial en seis oportunidades, esas fueron las dos últimas veces en que los celestes, dirigidos por Juan Verzeri en 2013 y por Víctor Púa en 1997, jugaron las instancias finales de un Mundial en la mencionada categoría.

En las semifinales de 2013 Uruguay eliminó a Irak por penales (7-6) tras haber empatado 1 a 1 en los 90 minutos y clasificó así para jugar la final frente a Francia. Los galos, por su parte, habían vencido a Ghana 2-1 en semifinales.

Hace 20 años, en Malasia, los dirigidos por Víctor Púa jugaron las semifinales frente a Ghana y lo vencieron 3-2, clasificando para jugar la final frente a Argentina.

Los albicelestes, dirigidos entonces por José Pekerman, habían vencido en semifinales a Irlanda por la mínima diferencia.

Cabe recordar que en las dos oportunidades mencionadas Uruguay sufrió para llegar al Mundial. En 2013 los celestes dirigidos por Verzeri salieron terceros en el torneo Sudamericano que se jugó en Argentina, mientras que en 1997, en el torneo continental jugado en Chile, los de Víctor Púa terminaron cuartos.

Por ende, ni los juveniles de 2013, ni los de 1997 viajaron a Turquía y Malasia, respectivamente, como candidatos a quedarse con el título. Y ahí surge una gran diferencia con el equipo de Fabián Coito, que llegó al Mundial de Corea del Sur con el título del Sudamericano que se jugó en Ecuador bajo el brazo. Y eso lo convirtió, lógicamente, en candidato para ganar el Mundial.

Guante de oro.

Guillermo De Amores fue el arquero de la selección Sub 20 que jugó el Mundial de Turquía. "Cuando uno ve los partidos revive una cantidad de cosas. Y por más que son equipos con características muy diferentes en el juego, el nuestro y el actual, también tienen puntos en común. Por ejemplo, cómo se han dado los partidos. El del otro día frente a Portugal me hizo recordar al que jugamos nosotros con España, que fue muy sufrido. O la definición por penales frente a Irak en semifinales", recordó el arquero de Liverpool, elegido Guante de Oro en aquel torneo.

"Éramos muy fuertes defensivamente y teníamos jugadores muy buenos adelante, como Nicolás López, Gustavo Bueno o Diego Rolan. Muchos de nosotros ya jugábamos en Primera", contó De Amores, quien destacó el proceso largo que vivieron antes del llegar a Turquía con jugadores de diferentes generaciones. "El proceso siempre se ha visto reflejado en las diferentes selecciones Sub 20", añadió el arquero quien es muy hincha de la Celeste y madruga para no perderse ningún partido.

Prueba de lo que dice De Amores es que varios de los futbolistas del plantel del Mundial Sub 20 del 2013 llegaron a la selección mayor. Juegan o fueron convocados en alguna oportunidad por Tabárez. Entre ellos José María Giménez, Diego Rolan, Giorgian De Arrascaeta, Diego Laxalt, Emiliano Velázquez, Gastón Silva y Guillermo Varela. Es más, la mayoría de ellos juega hoy en el exterior.

Hace cuatro años, en el momento del Mundial, solo dos de ellos estaban afuera: el "Diente" Nicolás López, que militaba en la Roma y Ruben Betancourt, que jugaba en el PSV Eindhoven.

Con suerte.

"La veo muy bien a la Sub 20. Es un equipo firme, seguro y con un poco de suerte de su lado. Lo prueba el partido del otro día y es algo que también se necesita cuando de repente no se puede jugar bien. Fueron mentalizados para ganar el Mundial, ojalá lo consigan", dijo Fabián Coelho, quien jugó el Mundial de Malasia en 1997 y que se retrotrae a todo lo que vivió hace 20 años al mirar los partidos. "Uno ve lo que están viviendo y nosotros ya lo vivimos".

En la final de 2013 Uruguay empató sin goles ante Francia y luego cayó por penales (4 a 1). En 1997, los celestes cayeron ante Argentina 2 a 1. El único gol fue convertido por Pablo García, de tiro libre. Ojalá que el equipo de Coito clasifique a la final y esta vez la historia sea otra.

"Esta Sub 20 contagió a la gente como nosotros".

"Todo lo que está pasando nos hace revivir lo nuestro. La gente, los amigos te lo hacen recordar. Pasó ahora en el partido con Portugal, muy parecido al nuestro de cuartos, cuando le ganamos a Francia por penales", dijo Martín Rivas, defensa de la selección de Malasia. "Y en la forma de jugar también. Esta Sub 20 contagió a la gente igual que la nuestra. No conseguimos el título, pero la gente se identificó con nosotros y nos reconoció otras cosas. La llegada a Montevideo fue muy parecida a la de la mayor cuando volvió de Sudáfrica", agregó el "Gallego", quien contó que Púa y el profesor Franco les apagaban el televisor y a veces el aire acondicionado en las habitaciones para que luego soportaran las agobiantes temperaturas en los partidos. "Había algunos que usaban un tenedor o una lapicera como antena para conseguir la señal, aunque no entendíamos nada". Antes de viajar a Malasia estuvieron un mes concentrados en el Charrúa y esas experiencias los convirtieron en familia. "No había Whatsapp ni redes sociales, había mucho más diálogo y sabíamos todo lo que pasaba en la familia de los otros".

La dupla de púa es difícil de olvidar.

Argentina fue campeón en Malasia, pero Nicolás Olivera ganó el "Balón de Oro" al mejor jugador y Marcelo Zalayeta el "Balón de Plata". Las jugadas de la dupla ofensiva de Púa, como el gol de Zalayeta a Ghana, son inolvidables.

A De Amores lo marcó lo de Turquía.

"El Mundial Sub 20 me marcó. Ya había estado en el Sub 17, pero lo había vivido de afuera, en el Sub 20 me tocó jugar. Además, la Sub 20 siempre está más cerca de la elite", dijo Guillermo De Amores, Guante de Oro en Turquía.

FABIÁN COELHO.

20 años - Los de antes y de ahora.

"Cuando pienso en Malasia me viene todo a la mente, porque las cosas buenas siempre quedan en la memoria. Recuerdo todo: desde el día que nos fuimos hasta el que volvimos", contó Fabián Coelho, volante de la selección Sub 20 de Malasia. "La llegada acá fue lo que más nos impactó, por la forma en que la gente se volcó a la calle. Nos contaban sobre lo que se estaba viviendo acá, pero no nos imaginábamos algo parecido a lo que fue el recibimiento", agregó. "Éramos un grupo muy maduro, los 20 años de aquella época no eran los de ahora", dijo explicando lo que era aquel grupo. Y marcó una gran diferencia. "Con nosotros no fue ningún familiar a Malasia. Ahora, aunque Corea también es un país muy lejano, los muchachos están muy rodeados por sus afectos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)