Eliminatorias

Viene bien, están todos

La única duda de la integración celeste está en el ataque, donde podrían jugar Diego Rolan o Abel Hernández.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una fuerte seguridad acompañó la llegada de los celestes a Guayaquil. Foto: AFP

Viene bien. Esta vez viene bien la preparación de la selección para jugar por las Eliminatorias, en la altura, de visitante.

No será en los 3.650 metros de La Paz, sino en los 2.800 de Quito contra Ecuador que en la Eliminatoria pasada, salvo contra Argentina, ganó todos los puntos que disputó como locatario.

Sin embargo, el reclutamiento de los jugadores celestes en esta oportunidad, a diferencia de lo que ocurrió en Santa Cruz de la Sierra en octubre, no ha tenido contratiempos, llegaron todos y sonrientes, no cansados.

Ya están todos desde anoche en el Hotel Sheraton de Guayaquil y, por consecuencia, hoy por la tarde todo el grupo podrá entrenar "a full".

Se ve que viene tan bien, que ayer en la primera práctica en el estadio del Barcelona, ni siquiera hubo cábalas, porque los 8 futbolistas que habían llegado a Guayaquil procedentes de Montevideo y Buenos Aires, hicieron ejercicios físicos, trabajos con pelota en espacios reducidos y trotes alrededor de la cancha, pero no un campeonato de futvoley como en Santa Cruz el mes pasado.

Es más, aquella vez Tabárez siguió en forma muy atenta el desarrollo del triangular en el que participaron tres tercetos, pero en esta oportunidad el entrenador celeste pasó casi todo el tiempo que duró el entrenamiento hablando con Guillermo Almada, el entrenador del Barcelona de Guayaquil, que tuvo bastante que ver con que la selección pudiese trabajar en el imponente estadio conocido como "la Casa Blanca".

La frutilla encima de la torta de que todo viene bien fue puesta de noche, poco antes de la cena, cuando llegaron los futbolistas que vinieron desde Europa y, por supuesto, lo hizo Edinson Cavani.

De esta forma volvió Cavani a la selección, después de aquella "noche negra" del 24 de julio pasado, cuando fue expulsado en el partido de la Copa América contra Chile en Santiago, en el marco del sonado incidente que coprotagonizó con el zaguero chileno Gonzalo Jara.

"Estoy bien, contento, pronto para sumar, como siempre", le dijo el salteño a Ovación antes de mandarse hacia el interior del ascensor en la planta baja del Hotel Sheraton de Guayaquil, junto a Abel Hernández, que dicho sea de paso- podrían llegar a formar la dupla ofensiva el próximo jueves.

Uno que arribó con la posibilidad y la esperanza, aunque no confesada en forma pública- de ser titular fue Sebastián Coates, pese a que no supiera lo que había dicho por la mañana el maestro Tabárez al referirse a la baja de José María Giménez, a despecho de que al técnico como siempre lo remarca- no le agrada hacer distingos individuales: "Es (Giménez) un jugador importante, se entiende mucho con el otro zaguero titular (…) es algo (la lesión) que nos sorprendió de una manera un poco impactante, pero ya pasó, y como siempre ha ocurrido, tenemos que encarar lo que viene con los jugadores disponibles,. ¿Coates? A mí no me da tranquilidad porque haya jugado el fin de semana, a mí me da tranquilidad que esté en el plantel; porque tenemos cinco nombres de los que saldrán los dos que jugarán de (zagueros) titulares, pero eso se va a basar no sólo en cómo estén ahora, sino en el concepto que uno tenga sobre lo que han hecho en la selección, de las vivencias que han tenido, eso a la hora de jugar partidos tan importantes es algo que lo tengo muy claro".

Sí, y en ese sentido están claros y son muy sólidos- los antecedentes de Coates: ha jugado 13 partidos en la selección habiendo actuado en la Copa América 2011, los Juegos Olímpicos 2012, la Copa de las Confederaciones 2013, el Mundial 2014 y en el cotejo contra Paraguay en la Copa América del año pasado. Además, en el Sunderland inglés jugó 7 partidos en la presente temporada y, por si fuera poco, el 4 de septiembre último en el amistoso ante Panamá sustituyó a Giménez, precisamente, para el comienzo de la segunda etapa.

De esta forma, pues, habría una sola interrogante en cuanto a la alineación para enfrentar a Ecuador: Rolan o Abel Hernández en el ataque junto a Cavani.

El resto del equipo será con: Muslera; Maximiliano Pereira, Coates, Godín, Cáceres; Sánchez, Arévalo Ríos, Álvaro González, Álvaro Pereira; Rolan o Hernández y Cavani.

Hay optimismo por la evolución de Stuani.

Cristhian Stuani no hace fútbol desde hace un mes, cuando se lesionó jugando por Uruguay contra Colombia en el partido en que la Celeste venció a los cafetaleros 3-0 en el estadio Centenario, pero él anoche le dijo a Ovación en la planta baja del Hotel Sheraton que se siente bien y que está pronto para jugar por la selección.

"Yo estoy para jugar", aseguró rotundo. Horas antes el médico del seleccionado, Alberto Pan había sido, también optimista, pero más cauto: "Está trabajando en forma intensa, normal, nosotros teníamos la idea de que había gran chance de que participara el fin de semana pasado, pero el entrenador decidió que no fuera así y nosotros vamos a continuar con el trabajo previsto, y ya hablado con la sanidad de su club. Desde el punto vista médico va a comenzar trabajando, lo vamos a observar y presumimos que va a estar a la orden, pero la certeza absoluta la vamos a tener durante el desarrollo de los trabajos. Obvio que, desde el punto de vista médico, a nosotros nos da una mayor certeza que haya un antecedente de participación oficial, porque la participación en competencia es la prueba máxima".

En ese aspecto, cabe recordar que Stuani jugó por última vez en el partido que Uruguay le ganó a Colombia en Montevideo el 13 de octubre pasado.

Por el lado de Ecuador, hay confianza en poder quedarse con los tres puntos en disputa pese a las bajas sufridas.

El defensor Frickson Erazo aseguró: "Esperamos que en la cancha se vea quien de los dos está en un mejor momento. Tuvimos un poco de mala suerte y se han lesionado jugadores que podían ocupar la misma posición. Creo que con los jugadores que hay podemos reemplazarlos muy bien", aseguró.

Ecuador tratará de disimular las bajas.

El técnico de Ecuador, el argentino Gustavo Quinteros, tiene antes sí la difícil tarea de neutralizar las cuatro bajas por lesión que registró la habitual lista de convocados para la selección.

El jugador Michael Arroyo se lesionó el fin de semana con su club América, de México, lo que supone la cuarta baja de Ecuador para el partido del próximo jueves contra Uruguay, y en su lugar ha sido convocado Jonathan González, anunciaron ayer desde la Federación de Ecuador.

Antes se quedaron fuera de la "Tri", Antonio Valencia, del Manchester United de Inglaterra, Enner Valencia del West Ham también inglés y Renato Ibarra, del Vitesse holandés.

El seleccionado ecuatoriano empezó a entrenar el domingo con el grupo de jugadores que militan en el fútbol doméstico y ayer comenzaron a llegar los repatriados para sumarse.

La principal preocupación de Quinteros es procurar que las ausencias de Antonio y Énner Valencia se sientan lo menos posible en los partidos que Ecuador disputará con Uruguay el jueves y con Venezuela la semana que viene.

Según lo que informan medios colombianos, el principal candidato a suplantar a Antono Valencia en la banda derecha es Ángel Mena. "Es lamentable la ausencia de Antonio, él fue un pilar importante en los dos primeros triunfos", reconoció en declaraciones que publica el diario El Comercio.

Fidel Martínes es la otra opción que maneja Quinteros para sustituir a Antonio Valencia.

Las selecciones de Chile, Ecuador y Uruguay lideran las Eliminatorias a Rusia 2018 tras las dos primeras fechas disputadas con seis puntos cada uno, de los seis que se disputaron hace ya un mes cuando arrancó la etapa clasificatoria para el Mundial de Rusia 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)