SUB 23

Uruguay enfrenta a Brasil y una derrota será decirle sayonara a Tokio 2020

La Celeste necesita sumar para seguir con vida y si es de a tres mucho mejor, pero para aspirar a ello debe cambiar radicalmente la imagen mostrada hasta ahora.

Diego Rossi
Diego Rossi quedó habiiltado para volver y será titular. Foto: EFE

Llegó la hora de ayudar un poquito a la suerte. De aparecer en una dimensión diferente -bastante desconocida por lo que se hizo en el campeonato- para impedir que el sueño de la Sub 23 de Uruguay de ir a Tokio se derrumbe este mismo jueves.

Sí, suerte no ha faltado. En realidad si hay algo que ha tenido la Celeste de Gustavo Ferreyra es una cantidad enorme de buena fortuna. Pero esta noche (hora 20), si no se colabora con ella, Brasil tiene todas las armas para dar el cachetazo final.

Esta Celeste que entró al cuadrangular final gracias a los resultados que se dieron en la última fecha de la fase de grupos, y cuando ya no podía hacer nada por ella misma para meterse entre los mejores, volvió a encontrar la colaboración ajena para estar perfectamente en condiciones de ser uno de los dos equipos sudamericanos que vayan a los Juegos Olímpicos de este año.

El empate entre Colombia y Brasil, partido jugado con posterioridad a la derrota sufrida por Uruguay frente a Argentina, entregó una cuota de vida de enorme significado. Es que el viaje a Japón puede llegar a concretarse aunque la Celeste empate el segundo compromiso en esta fase final.

Si Uruguay suma una unidad, Brasil quedará con dos puntos y perdiendo el cotejo frente a la Albiceleste perfectamente quedará fuera de la gran cita olímpica si Uruguay triunfa ante Colombia en el cierre del cuadrangular.

Es más, la chance se mantendrá aunque Argentina sume nada más que un punto frente a Colombia, porque los cafeteros también quedarán con dos unidades si pierden frente a los uruguayos.

En resumidas cuentas, aunque el partido se va a jugar bajo riesgo extremo, porque enfrente estará el Brasil que en fase de grupos le pasó por arriba a Uruguay, el hecho de tener la posibilidad de sumar una unidad y mantenerse en carrera es un elemento de enorme relevancia.

Es bien simple: a Uruguay le alcanza con sumar una unidad para no decir “Sayonora, Tokio”. Claro que la simpleza de la matemática no se ajusta a la exposición entregada por el equipo en los cinco encuentros jugados.

Por el contrario, tendría que darse un cambio radical para que el Uruguay tambaleante defensivamente, inoperante con la pelota y sin posibilidades firmes de atacar con fuerza sume en el nuevo clásico sudamericano que disputará en suelo colombiano.

Brasil, que recién flaqueó un poco -al menos en su retaguardia- ante los anfitriones, mostró tener un juego colectivo más arraigado y con jugadores de enorme trascendencia en la ofensiva. De hecho tiene dos atacantes que han convertido tres goles cada uno (Pepe y Matheus Cunha). O sea, el riesgo que corre Uruguay es grande.

la previa

Uruguay-Brasil

Estadio: Alfonso López (Bucaramanga)
Hora: 20.00
Televisa: Canales 4, 10, 12 y Directv

Uruguay: Ignacio De Arruabarrena; José Luis Rodríguez, Emanuel Gularte, Mathías Laborda, Agustín Oliveros; Manuel Ugarte, Juan Manuel Sanabria; Diego Rossi, Ignacio Ramírez, Joaquín Piquerez; y Federico Viñas. DT: Gustavo Ferreyra.

Brasil: Iván; Dodó, Nino, Bruno Fuchs, Iago; Bruno Guimaraes; Antony, Matheus Henrique, Pedrinho, Paulinho; y Matheus Cunha. DT: André Jardine.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)