SUB 23

Uruguay y sus chances de regresar a los Juegos Olímpicos

La Celeste afrontará un grupo muy duro en el Preolímpico donde intentará sacar la ventaja necesaria para meterse en Tokyo 2020.

Parte de los trabajos que la Sub 23 realiza en Colombia. Foto: @Uruguay.
Parte de los trabajos que la Sub 23 realiza en Colombia. Foto: @Uruguay.

Arequipa, Perú: 9 de febrero de 2011, hace casi nueve años. Con gol de Matías Vecino, Uruguay vencía 1-0 a Argentina, aseguraba el vicecampeonato sudamericano Sub 20 y la clasificación a la Copa del Mundo de la categoría que se disputaría unos meses más tarde en Colombia.

Aquella selección orientada por Juan Verzeri lograba, además, el derecho a definir el título continental en la última fecha con Brasil, aunque aquello no terminó nada bien porque fue derrota por 6-0.

Sin embargo, ese triunfo sobre la Albiceleste tenía una connotación mucho más importante: luego de 84 años, Uruguay volvería a jugar los Juegos Olímpicos, porque los dos primeros del Sudamericano aseguraban a sus selecciones presencia en Londres 2012.

La última vez que la Celeste había estado en una cita olímpica se había llevado el oro. Eso sí, cuando volviera a jugar habrían pasado 84 años desde Ámsterdam 1928, cuando repitió el título de cuatro años antes en Colombes, París.

Con muchas expectativas, dirigido por el maestro Tabárez y con Egidio Arévalo Ríos, Luis Suárez y Edinson Cavani como refuerzos mayores de 23 años, Uruguay fue a Gran Bretaña (jugó en Manchester, Londres y Cardiff) donde decepcionó. Venció 2-1 a Emiratos Árabes, pero luego cayó 2-0 con Senegal y 1-0 con los locales. Quedó tercero y no avanzó a cuartos de final. La ilusión de volver otra vez con el oro se disipó. Mañana Uruguay renueva el sueño.

En Armenia y Pereira (Colombia) se desarrollará entre hoy y el 9 de febrero (cuando se cumplirán los nueve años de aquel gol de Vecino) el Torneo Preolímpico Conmebol 2020, el cual vuelve a otorgar dos cupos para los Juegos Olímpicos de Tokyo a desarrollarse este año.

VUELVE EL TORNEO. La última vez que se desarrolló un certamen clasificatorio específico para una olimpíada fue en 2004 y a Uruguay no le fue nada bien. Dirigido por Juan Ramón Carrasco, en Concepción (Chile) jugó cuatro partidos, no ganó y terminó cuarto en el grupo, sin clasificar a la fase final.

Luego se abandonó este sistema clasificatorio y se adoptaron los Sudamericanos Sub 20 como herramienta para conceder cupos olímpicos, hasta que este año vuelve a cambiar la metodología.

FORMATO. Las 10 selecciones sudamericanas se dividen en dos grupos de cinco cada uno: Colombia, Chile, Venezuela, Ecuador y Argentina en el A; Brasil, Paraguay, Bolivia, Uruguay y Perú en el B. Jugarán todos contra todos y los dos primeros de cada serie avanzan a un cuadrangular final en el cual, iniciando de cero, se enfrentarán otra vez todos contra todos. Los dos primeros irán a Tokyo.

Uruguay debutará mañana ante Paraguay (hora 20) en Armenia. El miércoles 22 (22.30) irá a Pereira para enfrentar a Brasil. El sábado 25 retorna a Armenia para jugar ante Bolivia (hora 20) y cerrará la participación en primera fase el martes 28 contra Perú (hora 20) en Armenia. Todos los partidos se podrán ver por Directv, pero los de Uruguay serán emitidos también por televisión abierta.

LOS CELESTES. Dirigido por Gustavo Ferreyra, Uruguay llega al Preolímpico con un equipo con aspiraciones, que cuenta con futbolistas que actúan en el exterior como Santiago Bueno, Carlos Benavídez, Francisco Ginella, Juan Manuel Sanabria, Federico Viñas y Diego Rossi, todos además con pasado en el proceso de selecciones.

La duda pasa por el fútbol. Hasta ahora al técnico no le ha ido bien dirigiendo a selecciones juveniles uruguayas desde que Fabián Coito se marchó. En el Sudamericano del año pasado disputado en Chile la Celeste terminó tercera, clasificó al Mundial de Polonia, donde ganó su grupo y luego cayó 3-1 ante Ecuador en octavos de final. En los Juegos Panamericanos de Lima 2019, Uruguay ganó su grupo, pero luego perdió en semifinales con Argentina (3-0) y también por el bronce 1-0 ante México.

Tokyo está cerca en el tiempo. Qué tanto de distancia se sabrá desde mañana.

RIVALES

Así llegan las selecciones del Grupo B.

En la fase de grupos, evidentemente el rival más duro que tiene Uruguay es Brasil, candidato a pelear el primer lugar aunque también con un plantel que dará bastante ventaja en edad. El segundo, con el que realmente se pelearía avanzar a la fase final, sería Paraguay. Perú y Bolivia estarían un escalón por debajo, ya que habitualmente a la Celeste le va bien ante ambas selecciones en categorías juveniles. Incluso a Perú se le ganó 2-0 en el Panamericano, donde era local.

Paraguay, el primer escollo celeste:

El equipo guaraní, que se presenta como el principal escollo para acceder a la fase final, tiene en el delantero Sergio Díaz a su principal figura. Tiene 21 años, juega para Cerro Porteño, pero en realidad su ficha pertenece a Real Madrid, que lo cedió en préstamo. Fue compañero de Federico Valverde en el Real Madrid Castilla. Mide 1,70, pero es muy veloz y escurridizo.

Brasil tiene a Reinier, su estrella naciente:

Es mediocampista ofensivo, tiene 17 años, juega para Flamengo, ya tiene 14 partidos en Primera y tuvo participación (una presencia) en el equipo que fue campeón de la Libertadores 2019. Su pase ya está prácticamente abrochado a Real Madrid. Tiene muy buen físico: 1,94. Paulinho (Bayer Leverkusen) y Matheus Cunha (Lepizig) son los otros a seguir.

Bolivia le apuesta a sus defensores:

Dirigidos por el venezolano César Farías, técnico de la selección absoluta, los bolivianos saben que sus chances en el grupo pasan por presentar una buena defensa y lastimar de contragolpe o bien con su juego aéreo. Para esto último apuestan por José María Carrasco, un zaguero que va muy bien de arriba y que no solo despeja en su área, sino que convierte.

El cierre ante el Perú del Ñol Solano:

Luego de una mala experiencia en los Panamericanos, el exfutbolista e ídolo Nolberto Solano vuelve a dirigir a Perú. Recurre a varios de los jugadores que ya utilizó en Lima 2019. Fernando Pacheco, quien pertenece a Fluminense, y Marcos López, jugador de San José Earthquakes de la MLS, son los únicos dos futbolistas del plantel que juegan en el exterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)