mundial sub 20

Un talentoso que aparece en las bravas

Cuando la selección lo lo precisa, Rodrigo Amaral mete su sello de extraordinaria calidad

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP

A los 75 minutos de juego, con un tiro libre muy sesgado y después de anunciarle a su compañero de equipo Nicolás De la Cruz que iba a apuntarle al ángulo superior derecho del arquero Zaccagno, Rodrigo Amaral metió un formidable bombazo.

Gol y alegría mayúscula para la selección uruguaya nada menos que en el debut de un Mundial y frente a Italia, la actual vicecampeona de Europa.

Obviamente que el disparo fue impresionante, llamativo por la potencia y la precisión que le dio el ejecutante. Como para evocar aquellos misiles que solían entregar, entre otros, Steven Gerrard o David Beckham. Pero si bien fue diferente a lo que habitualmente suele apreciarse, lo que no puede desconocerse es la calidad técnica y hasta la condición de crack de Amaral.

El jugador que recibió el brazalete de capitán apenas ingresó al campo de juego, porque Nicolás De la Cruz se lo cedió aunque se quedaba en la cancha, apareció una vez más con su sello inconfundible: hace goles en los partidos más exigente.

Así fue en el Sudamericano de Ecuador. Amaral le anotó a Argentina el 21 de enero para abrir el marcador a los 4'. Asistencia de Facundo Waller y gol para el 1-0 en un partido que luego terminaría empatado en tres tantos.

Volvió a aparecer contra Argentina el 30 de enero por el hexagonal final. Fue a los 62 minutos y metió el definitivo gol para el 3-0.

No demoró mucho en mostrarse con categoría. El 2 de febrero anotó el gol del empate contra Brasil a los 60' de juego. Misil abajo para el 1-1, de un partido que luego ganaría Uruguay 2-1.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados