Eliminatorias

“Al proceso lo tenemos que seguir cultivando”

Wilmar Valdez, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol habló con Ovación en Recife acerca de varios temas, desde el proceso Tabárez hasta la llegada de Infantino a Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: José Mastandrea

Fue citado, o mejor dicho, invitado por Federico Buysan a participar de su programa “100% Deporte” en Sport 890, y allí, en el marco del quinto piso, con vista a la ciudad, Wilmar Valdez mantuvo una larga charla de la que también participó Ovación.

Fue una nota diferente, descontracturada, con el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol a pleno, mate de por medio, claro, y siempre con la mira en lo más alto cuando hablar de la selección se trata.
“Encontramos todo muy bien, esa es la verdad. La recepción de la gente fue muy inda, ver a tantos hinchas a la llegada, emociona. Es lo que despierta esta selección”, tiró ya de pique Valdez, que el próximo 2 de abril cumplirá su segundo año al frente de la AUF.

“Supongo que varios deben atribuirse ser el padre de la criatura… pero yo creo que respecto a este proceso de selecciones, todos han puesto su granito de arena, y pese a los avatares políticos de siempre, Tabárez se mantuvo en el cargo. Nos pasó a nosotros cuando asumimos en un momento bastante delicado de la Asociación, y sin embargo lo confirmamos. Yo creo que es un proceso exitoso y va más allá de los resultados. Se han marcado normas, reglas muy claras que no se discuten y se cumplen a rajatabla en la selección. Este proceso lo tenemos que seguir cultivando. Es la única chance que tiene Uruguay de seguir manteniendo la casa en orden”, dijo el titular de la AUF.

Termo y mate en mano, ataviado con la indumentaria de la selección, Valdez no ocultó su satisfacción por el presente, por ver y palpar el verdadero proyecto de selecciones. “Lo más valioso es lo que está pasando hoy con el acople de muchos juveniles a la selección mayor. Tabárez ha marcado un rumbo en ese sentido, y cuando me tocó confirmarlo, lo hice convencido. Y en eso tengo la tranquilidad de conciencia de hacer lo que tenía que hacer. Estaba convencido que debía seguir, y no fue fácil, porque cuando nos tocó asumir al frente de la AUF muchos decían que el proceso estaba terminado, que no daba para más”.

Valdez, hombre de fútbol de siempre, reconoce su debilidad por el tema. “Como dirigente y como hincha siempre fui a ver a la selección. Siempre lo hice. Y en 2006, me tocó compartir un viaje con el grupo. Tenía claro que el proceso no estaba acabado ni mucho menos. Y no lo digo hoy, lo dije incluso en el Mundial de Brasil, antes del partido contra Inglaterra cuando no se sabía si seguíamos o no en el Mundial. Yo creo que es el camino correcto vayamos o no al Mundial. Yo le pregunté a Tabárez por qué quería seguir y me convenció con su respuesta. Es un hombre limpio, claro en sus convicciones. Y esto no es solo la selección mayor. Hay un proceso detrás. Ahí están Laxalt, Rolan, Vecino, Guillermo Varela… nadie soñaba en Brasil 2014 que alguno de ellos podía estar, y sin embargo son parte del grupo, demostrando que hay un seguimiento y un estudio pormenorizado de todos los jugadores que andan por el mundo”.

La parte económica es el talón de Aquiles de un fútbol pobre con mercado reducido. Y el tema siempre está encima de la mesa. Hay una frase que se repite una y otra vez en los corrillos de los clubes: “la selección es cara”. Sin embargo, para Valdez, no lo es, por el contrario, es una posibilidad de recaudar dinero para la AUF. “La selección es autosustentable. La marca Uruguay vale mucho. Estamos en el comienzo de poder exportar la marca AUF en el concierto del fútbol mundial y esto es palpable. También somos conscientes que tenemos una realidad en el mercado interno que es muy crítica, es muy chico y hay que atender. Pero la selección se nutre de esos jugadores, de los futbolistas que juegan en nuestras canchas… Suárez, Godín, no son marcianos, salieron del fútbol local, todos surgieron de esos clubes, pero hay planes y estamos en camino de mejoras en toda la infraestructura. Vamos a mejorar canchas, a iluminarlas, y ya para el cambio de temporada, se podrá ver otro fútbol, con otro entorno, y con más partidos nocturnos cuando se iluminen varios estadios”, apuntó Valdez.

Al cuerpo técnico se le adeudan dos meses, pero es una deuda heredada que el actual Consejo Ejecutivo ha intentado sanear. La realidad económica golpea en la AUF que no recibe dinero por los derechos de televisación y está atada de pies y manos. “La situación es la de siempre… no vamos a volver a hablar sobre los detalles, pero lo que sí puedo decir que el cuerpo técnico sabe cuál es la problemática y es paciente. He escuchado que el costo es muy elevado, que es de otro fútbol, y no es así. El cuerpo técnico tiene un costo razonable para la AUF”, indicó.

La próxima semana, Valdez será anfitrión del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, visitará Uruguay, una promesa que le había hecho al propio Valdez antes de ser electo. “Cumplió con su palabra. Va a llegar el martes con una agenda muy apretada, pero es un hombre de fútbol, es suizo pero con sangre italiana, y es fanático de la historia. Siempre quiso conocer el Estadio Centenario. Cumplió con su palabra y va a estar. Va a ver el partido entre Uruguay y Perú, va visitar e el nuevo Estadio de Peñarol, irá al Parque Central y también va a mantener una reunión con el Presidente Tabaré Vázquez. Obviamente, el tema central de esa reunión va a ser el Mundial 2030. Desde la propia presidencia hay un firme interés de plantearlo formalmente, porque el propio Vázquez fue el impulsor de la idea en 2005, cuando Blatter visitó Uruguay. Espero que sea el principio de un camino a recorrer, y que se haga realidad. La idea original es la de organizarlo con Argentina, y se va a mantener. Queremos que Uruguay sea parte de ese Mundial, hoy no tiene la infraestructura necesaria para hacer uno por cuenta propia, pero sí ser parte de uno como sede o sub-sede. Yo creo que la propia FIFA tiene que tomar partido en este tema. Se van a cumplir 100 años del primer mundial organizado por la FIFA, y se va a disputar en Montevideo, donde se jugó la primera final, y van a organizarlo los dos finalistas. Hay elementos de mucho peso, mucha historia. No se puede dejar de intentarlo. No va a ser fácil… pero hay que intentarlo”.

Selección, Tabárez, el proceso, la crítica situación económica. Pero ¿Y Brasil? “Y… jugar contra Brasil siempre es difícil. Hay mucha expectativa por el regreso de Suárez, mucha ilusión, pero creo que el equipo es lo valioso. ¡Quien pensaba que íbamos a estar como estamos sin èl? Y me incluyo. El equipo, sin embargo, lo sacó adelante. Podremos ganar, perder o empatar, pero estoy convencido que Uruguay está capacitado para jugarle de igual a igual a cualquiera y en cualquier lugar. Eso, es también parte del proceso”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)