MUNDIAL SUB 20

La pelota no pesó

De La Cruz soportó la presión y puso el gol para ir a cuartos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gesto. Nicolás De la Cruz tomó la pelota con decisión para patear el penal y sus compañeros se acercaron para mostrarle la absoluta confianza. Foto: AFP

Iban 49’ cuando Nicolás De La Cruz tomó un rebote afuera del área e intentó asistir a Joaquín Ardaiz. Un zaguero de Arabia Saudita cortó con la mano y el árbitro, bien parado, no demoró en marcar el penal.

De La Cruz, con la cinta en el brazo, asumió su rol como capitán y tomó la pelota rápidamente. Seguramente por su cabeza pasó el penal que falló en el debut del Sudamericano o el penal que marró en el debut del Mundial. La mochila pesaba, pero poco le importó y remató con fuerza y al medio para poner el gol.

El volante lo gritó con ganas, festejó con sus compañeros, se lo dedicó a su novia y demostró que los fantasmas no lo ahuyentaron.

Uruguay venció 1-0 a Arabia Saudita en los cuartos de final del Mundial Sub 20, está entre los ocho mejores del mundo y ahora el próximo escalón será Portugal.

"Como dije después del partido con Italia que me tocó fallar: no fue la primera vez, pero la personalidad me lleva a volver a agarrar la pelota. La confianza que me dan los compañeros y el técnico me hizo tomar el balón", dijo De La Cruz en entrevista con la cadena Directv después del encuentro.

El volante demostró que tiene una gran fortaleza mental y a pesar de los errores se anima a seguir asumiendo su rol. Pero más allá de esa situación le servirá para estabilizarse en un torneo en el que ha tenido altibajos. Uruguay hizo un buen partido y ganó con justicia ante Arabia Saudita, aunque pasó momentos complicados. La Celeste tuvo 20 minutos muy intensos en el primer tiempo, en el que generó varias situaciones de gol. Los laterales se volcaron al ataque y las bandas fueron los flancos por los que atacaron los de Fabián Coito.

Arabia Saudita, no obstante, demostró que tenía el partido estudiado, comenzó a evitar la subida de los laterales y marcó muy de cerca a Federico Valverde, que no podía recibir con claridad y empezó a mermar el juego ofensivo.

Así fue como los asiáticos comenzaron a contragolpear y tuvieron un par de ocasiones de gol salvadas por Santiago Mele.

El penal de De La Cruz, en el nacimiento de segundo tiempo, le dio otro aire a Uruguay. Arabia Saudita se desesperó por salir a buscar la victoria y descuidó las estrategias que le habían dado tanto rédito en el primer tiempo.

Valverde, que recuperó su libertad, se adueñó de la pelota y Uruguay comenzó a manejar los hilos. En el segundo tiempo Mele no tuvo actividad y si bien la ventaja fue mínima, Uruguay no pasó grandes sobresaltos.

Quizás no fue la versión más brillante, pero sí fue eficaz y sólido en defensa. La selección Sub 20 sacó adelante un partido especial y está entre los ocho mejores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)