SELECCIÓN

El paraíso a las puertas del infierno

Conocé el hotel en el cual se alojarán los futbolistas celestes hasta el jueves, enclavado en una zona residencial, de unas ocho manzanas de extensión y un entorno natural disfrutable.

Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos
Hotel Los Tajibos

El hotel donde desde esta mañana se aloja la selección de Uruguay en Santa Cruz de la Sierra, hasta el jueves a mediodía cuando subirá a La Paz para jugar a las 16:00 contra Bolivia por las Eliminatorias, es un espectacular y panorámico complejo turístico construido a principios de la década de los años 80, pero que —habiendo sido renovado y ampliado en varias oportunidades— luce el mismo esplendor, o mayor aun, que el de la época en la que fue inaugurado.

Situado en el corazón de Equipetrol, una de las zonas residenciales de calles y avenidas anchas y casas rodeadas de no más de dos plantas frente a la mayoría de las cuales relucen las entradas con césped muy bien cuidado, Los Tajibos es un verdadero paraíso, enclavado en un enorme predio que abarca no menos de siete u ocho manzanas.

El hotel tiene 230 habitaciones, distribuidas en tres bloques de apartamentos: los considerados standard; otros que están al borde de la enorme piscina de líneas ondulantes y un tercer grupo, de categoría superior, que forman parte del llamado Club Ejecutivo: un block cerrado dentro de lo que ya de por sí es una muy florida propiedad privada. 
Los celestes se alojan en el núcleo habitacional mencionado en primera instancia, en donde la tarifa de una doble es de 194 dólares diarios.

Salpicado por amplios, silenciosos y muy verdes parques interiores, en los que abundan plantas y árboles tropicales, así como tampoco falta la refrescante presencia de cascadas artificiales, el predio del Hotel Los Tajibos —un mundo aparte hasta el cual no llegan los ruidos de la calle— alberga varios y lujosos restaurantes, en algunos de los cuales se puede almorzar y/o cenar al aire libre, de cara a las esbeltas palmeras que bordean la piscina: La Terraza, Jardín de Asia, Piegari, y los sábados y domingo, La Baranda.

Los Tajibos es, pues, un paraíso. En el caso de los celestes, el que queda a las puertas del infierno que representa (desde el punto de vista futbolístico, y también físico) jugar a 3.650 metros de altura; aunque, como dicen los bolivianos, sin que le falte razón estadística y con intereses deportivos mediante, “nunca se murió nadie” disputando un partido en esas circunstancias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)