ELIMINATORIAS

Manda la historia: Uruguay y Brasil bajo la mirada del mundo

Es un clásico y punto. Un clásico mundial, de esos que despiertan expectativa aquí y en Japón. Uruguay y Brasil volverán a verse las caras casi un año después de aquel empate de Recife, también por las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

El Centenario estará repleto, teñido de Celeste, habrá más de 50.000 hinchas alentando a Uruguay, empujándolo hacia la victoria, pero también habrá tres millones de uruguayos prendidos a esa ilusión, a esa esperanza, abrazados, expectantes, deseando sumar una nueva victoria en el sinuoso camino hacia la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Uruguay no tendrá a Suárez ni a Muslera. Dos titulares que son número puesto, y que se han transformado a lo largo de este tiempo, en piezas vitales en el andamiaje del equipo. Son de los inamovibles del maestro Tabárez, pero también son de los que inciden en los rivales. Cada uno en lo suyo, claro, pero pesan.

Brasil también llega con varias bajas, principalmente en ofensiva, pero lo hace con un juego de equipo definido, con una propuesta que logró convencer a todos, y que lo mantiene como líder absoluto de las Eliminatorias. Sin Gabriel Jesus ni Douglas Costa, es otro Brasil, pero tiene armas como para borrar el sueño Celeste.

Pasaron 12 meses, y muchas cosas cambiaron de aquel marzo a este. Brasil cesó a Dunga y le dio la responsabilidad a Tite. Y el entrenador le cambió la cara a la selección. Hoy es otra, muy diferente a aquella de Recife, a la que empezó vapuleando a la Celeste y en menos de 30 minutos le ganaba 2 a 0. Es otro equipo. Muy distinto desde lo anímico, tiene otra fortaleza, y si hay algo seguro de esta nueva versión verdeamarelha, es que es muy difícil poder remontarle un 0-2, como lo hizo Uruguay aquella noche y casi se lleva la victoria.

Este Brasl recuperó la autoestima. Tiene confianza, pisa fuerte, y llega al Centenario ostentando un largo invicto de seis partidos. No perdió ni un punto, y se sacó de encima a la Argentina ganando 3-0.

"Partido dificilísimo", resumió Tabárez en su conferencia. Y no puede haber dos opiniones al respecto. Y más allá del invicto Celeste en el Centenario, hay que tener en cuenta las bajas. Sin Luis Suárez y Fernando Muslera, será diferente.

"Es un partido histórico. Los dos equipos han hecho un aporte grande al fútbol mundial", dijo el maestro, y aseguró que "no hay partido más motivante para nosotros que éste".

También para Brasil, claro, que tiene la clasificación al Mundial de Rusia al alcance de la mano. Una victoria, lo podrá en la Copa.

"La uruguaya es una selección que trabaja hace mucho tiempo bajo las órdenes de Tabárez y eso tiene valor", aseguró Tite, y agregó: "tiene mística, aplicación al trabajo y respeto a su historia. Uruguay tiene también nuestros objetivos y metas y será un juego entre el primero y segundo".

Clásico y punto. Más de 50 mil almas estarán apoyando a la Celeste en las tribunas de un Centenario que volverá a vivir una instancia histórica.

"Sabemos que habrá un clima de mucho apoyo de los hinchas, así como ellos lo sienten cuando vienen a jugar a Brasil, va a ser un clima localista", tiró Tite, el hombre que pudo revertir una racha adversa de los norteños en plena Eliminatoria.

Tabárez de un lado, Tite del otro. El maestro intentando "limitar el poderío del rival", y el entrenador brasileño buscando "controlar el poderío que tienen en ofensiva". Ambos saben que es el partido de la fecha, uno de los partidos más esperados de esta Eliminatoria.

Será el cruce del primero con el segundo, de Brasil con Uruguay, con el Centenario vestido de Celeste, esperando por una nueva victoria, alentando en busca de esa primera vez de Tabárez ante los norteños, una selección que se mantiene invicta ante esta generación.

"Partido dificilísimo", tiró Tabárez. Y Tite lo repitió horas más tarde. Nadie lo duda.

Uruguay y Brasil se verán las caras un año después de Recife. Y mucho cambió en estos 12 meses.


Si no podés ver las alineaciones, hacé click aquí.

LAS CLAVES.

1 - Defensa.

El trabajo defensivo resultará clave. Brasil se ha mostrado sólido y firme, con zagueros duros y rendidores. Uruguay también tiene una defensa dura, pero ha tenido distracciones (como en Santiago ante Chile) que pueden resultar "mortales" ante Brasil.

2 - Medio.

Brasil maneja muy bien el balón en el mediocampo. Uruguay deberá cortar los circuitos que abastecen a los delanteros. Tomar a quienes generan y controlar a Neymar cuando se tira unos metros atrás. El ida y vuelta de los volantes celestes puede ser determinante.

3 - Ataque.

Firminio aparece como único punta en el esquema del entrenador Tite (4-1-4-1). Coutinho por derecha y Neymar por izquierda, son peligrosos. Uruguay tendrá a Cavani como punta-punta y más atrás a Rolan. El poderío ofensivo, el peso en las áreas, resuelve partidos.

Un solo triunfo.

Una sola vez ganó Uruguay a Brasil por Eliminatorias. Fue en 2001, con gol de Magallanes: 1 a 0.

Visita con goleada.

En 2009, rumbo a Sudáfrica 2010, Brasil visitó el Centenario. Goleó a Uruguay 4-0. Dura derrota.

Empate en Recife.

En marzo 2016, Brasil recibió a Uruguay en Recife. Partidazo y remontada Celeste tras un 0-2. Fue 2-2.

Racha adversa.

Por eliminatorias jugaron nueve partidos: tres triunfos brasileños, cinco empates y un triunfo uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)