OVACIÓN EN BRASIL

Lionel Messi recibió en el hotel lo que no podrá en la cancha: el aliento de la gente

Argentina llegó a Brasilia y unas 50 personas esperaron a la selección en los alrededores del hotel Windsor en medio de un duro protocolo por la pandemia de coronavirus.

La Copa América 2021 se disputa sin público en las tribunas por la pandemia de coronavirus pero la selección argentina, y en especial Lionel Messi, tuvieron el apoyo de público en su llegada a Brasilia para disputar el segundo partido de la fase de grupos.

La albiceleste voló desde Buenos Aires, donde se encuentra haciendo base, para enfrentar a Uruguay este viernes a partir de las 21:00 en el estadio Mané Garrincha y a su llegada al Hotel Windsor tuvo un recibimiento especial.

Unas 50 personas, en especial atraídas por la figura del delantero de Barcelona, se agolparon detrás de los vallados preparados por la seguridad. La mayoría utilizaba barbijos y sucedió al aire libre pero hubo algunas medidas para evitar el contagio del COVID-19 como la distancia social no fueron respetadas.

Un grupo de hinchas brasileños sostiene un cartel de bienvenida para la selección argentina. Foto: Nicolás Pereyra
Un grupo de hinchas brasileños sostiene un cartel de bienvenida para la selección argentina. Foto: Nicolás Pereyra

Más allá de eso, la gente alentó a cada uno de los jugadores que bajó del ómnibus pero la atención se la llevó el número 10, que respondió con un saludo a la distancia a los gritos de los fanáticos.

Ilir Prendi, un joven brasileño que portaba un cartel que decía “Welcome Argentina”, esperó desde temprano junto a una de las vallas. “Gusto de la historia de Messi, ya tuvo problemas de altura, superó eso. Es muy ágil, ya nació con esa genialidad, esa visión de juego, pases, dribles. Es sensacional”, declaró a Ovación.

Un niño espera la llegada de Lionel Messi en Brasilia. Foto: Nicolás Pereyra
Un niño espera la llegada de Lionel Messi en Brasilia. Foto: Nicolás Pereyra

Analía, una argentina que vive en Brasilia, llegó con la camiseta de la selección y expresó: “Messi es nuestro referente, esperemos que esta noche pueda convertir y gritarlo fuerte. Es un líder mundial no solo para Argentina sino para todos”.

Los jugadores tuvieron un rápido ingreso al hotel y los hinchas se retiraron. Ilir, con el cartel todavía bajo el brazo, afirmó que el tiempo invertido valió la pena. “Quedé muy animado, casi se me cayó una lágrima".

Un hincha toma fotos mientras los jugadores de Argentina llegan a Brasilia. Foto: Mateo Vázquez
Un hincha toma fotos mientras los jugadores de Argentina llegan a Brasilia. Foto: Mateo Vázquez
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados