MUNDIAL SUB 20

"Lo más fuerte que tenemos como equipo es no rendirnos"

Rodrigo Bentancur, que estuvo suspendido y se perdió el partido de cuartos de final, volverá para jugar frente a Venezuela. Cree que el partido será muy parejo, pero recalcó que hay algo seguro: van a dar el máximo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bentancur

Reconoció que cada tanto le pasa por la cabeza lo que será su nueva vida en la Juventus, pero lo deja de lado para pensar solo en lo que está viviendo con La Celeste.

—¿Cómo viviste el partido frente a Portugal desde la tribuna?

—¡Fue terrible! Ya me había pasado en el Sudamericano, de quedarme un partido afuera y los nervios son impresionantes. Me pongo mucho más nervioso estando afuera que adentro. Más como se fue dando el partido. La verdad, los nervios me sobrepasaron.

—¿Y los penales? Cuando Amaral y Viña erraron, ¿qué pensaste?

En ese momento se me pasaron doscientas mil cosas por la cabeza. Pensé que nos volvíamos, pero por suerte Santi (Mele) tuvo una actuación excelente. Atajar tres penales seguidos es algo que no pasa muy seguido. ¡Fue impresionante!

—Sufriste afuera, pero lo bueno es que vas a llegar descansado a jugar con Venezuela.

Sí, por suerte pude descansar unos días y ya estoy con las pilas renovadas para lo que se viene. Y viviendo esto que es muy hermoso.

—¿Qué significa para ustedes estar en semifinales?

Un Mundial es otra cosa. Totalmente diferente. Vinimos con la misma mentalidad del Sudamericano, la de ser campeones. Venimos haciendo un papel muy bueno y los resultados se nos están dando. Ojalá podamos seguir por este camino.

—¿Qué tiene Uruguay para merecer ser campeón?

Creo que lo principal es el compañerismo. Y las ganas de ganar, de no dejar de pelear nunca. El otro día, frente a Portugal quedó demostrado. Nos tocó ir perdiendo dos veces y el equipo siguió para adelante. Nunca se rindió ni pensó que el partido ya estaba perdido. Eso es lo más fuerte que tenemos. Esa garra charrúa que sacamos de adentro los uruguayos.

—¿Qué pensás de Venezuela? Un rival al que no le pudieron ganar en el Sudamericano.

Es uno de los equipos más fuertes del Mundial. Ya se vio en el Sudamericano. Pero nosotros también tenemos armas muy buenas y lo venimos demostrando partido a partido. Creo que va a ser muy parejo, pero nosotros vamos a dar el máximo. Eso es seguro.

—Si pasan, ¿qué preferís para la final, Italia o Inglaterra?

Si pasamos, yo creo que Italia. Porque ya los conocemos, ya los enfrentamos, ya jugamos.

—Y ya les ganaron.

Sí también, pero no nos podemos guiar por eso, sino por conocer su estilo de juego. A Italia ya lo tenemos un poco más claro.

—Cambiando el tema y aunque ahí en Corea era plena madrugada, ¿pudiste ver la final de la Champions?

Vi el primer tiempo, pero en el entretiempo me quedé dormido. No aguanté. Después vi el resumen y obvio que me quedé con pena. ¡Yo quería que ganara la Juve! Pero en esos partidos se juega a un nivel muy alto.

—¿Qué imaginás de esa nueva vida que te espera en Italia?

No me he puesto a pensar mucho en eso, estaba mucho más metido en la oportunidad que tenía de venirme acá al Mundial. Es obvio que a veces se me cruza por la cabeza, pero trato de dejarlo de lado para pensar solo en esto que estoy viviendo con la seleccción, que es algo muy lindo. Además, cuando termine el Mundial me reintegro a Boca porque faltan dos fechas y tengo que ir a terminar de jugar el campeonato argentino. Recién después me voy a poner a pensar en la "Juve" y veré cómo me preparo para la nueva vida allá.

—¿Cómo te definís como jugador? ¿Qué tenés para que ya te vayas a Juventus con sólo 19 años?

Creo que es mi forma de jugar, me gusta mucho hacerlo por abajo, no apurarme, estar muy tranquilo con la pelota. Y llegar bastante al arco contrario. Creo que el generar el juego en la mitad de la cancha y la tranquilidad es lo mejor que tengo.

—¿Crees que naciste con esas condiciones o lo fuiste perfeccionando con el tiempo?

Siempre fui así, pero cuando tuve la oportunidad de irme a Boca me pulieron bastante ese juego que yo ya tenía. Me lo fueron reforzando de a poco y por suerte ahora estoy acá.

—Antes del Sudamericano los uruguayos no te conocían mucho, seguramente porque te fuiste a Boca siendo muy chico. ¿Sos consciente de eso?

Sí, es verdad. Es que tuve esa oportunidad de irme para Argentina a los 13 años y la aproveché. En Uruguay no me conocían hasta que me subieron a Primera en Boca y hasta que le hice el gol a River. Recién ahí me empezaron a conocer un poco y coincidió que tuve la oportunidad de ir a la seleccción Sub 20 pasada. Fue después del Sudamericano, pero Fabián (Coito) ya tenía el grupo armado. Y yo tenía 17 años, era muy chico. Por suerte esta vez me llamaron y tuve muchas más oportunidades.

—Cuando te viniste de Nueva Helvecia para jugar en Peñarol, ¿extrañabas mucho o te gustaba?

Era muy chico, tenía diez años cuando empecé a ir a los campamentos de Peñarol. Pero yo viajaba, no me fui a vivir a Montevideo. Cuando no tenía escuela, me iba para Montevideo y me quedaba una semana o diez días viviendo en la pensión de Peñarol, practicando o a veces teníamos algún viaje. Estuve tres años así y después ya me fui para Argentina. Nunca llegué a vivir en Montevideo.

—Pero diez días para un niño de diez años igual es mucho. ¿No te costaba?

Es que me encantaba porque yo desde bien chico supe que me quería dedicar a esto. Además, como sabía que eran diez días y después me volvía con mi familia, se me pasaba rápido.

—¿Tu familia está en Corea?

No, pero mi novia Melanie se viene, llega el día del partido. Apenas pasamos en cuartos arregló para venirse. A mi viejo se le complica por el trabajo y además tengo dos hermanas chicas de siete años, mellizas, y se complica con el viaje tan largo para ellas. Me alientan desde Uruguay nomás.

—¿Sos de ir a Nueva Helvecia o en las vacaciones te vas a Punta del Este?

Noooo, ni conozco Punta del Este. Cada vez que tengo libre me voy para mi casa en Nueva Helevecia. Además, no soy de andar saliendo mucho.

La hincha del "rojo" que robó su corazón.

Luis Luque, exjugador y extécnico de las juveniles de Boca, lo vio cuando tenía sólo 13 años y lo llevó al equipo xeneize. Entonces se mudó a Buenos Aires. "Me fui a vivir con mis abuelastros. Con la familia de la esposa de mi padre. Cecilia es argentina y yo ya los conocía hacía como cinco o seis años. Yo ya viajaba a Buenos Aires, ellos son como mis abuelos y me fui a vivir con ellos", contó Rodrigo sobre sus primeros tiempos del otro lado del charco. Claro, en ese momento era un adolescente. Hace dos años atrás se fue a vivir solo y ahora hace uno que vive con su novia, Melanie.

"Ella es argentina, pero no es hincha de Boca. Es de Independiente. La conocí por intermedio de un amigo que jugaba conmigo en Boca y es de Berazategui. Hace como dos años que estamos de novios", relató.

Melanie se irá con Rodrigo para Italia. "Por suerte voy a estar acompañado. Porque yo soy chico también y tener que irme solo no es fácil. En principio me voy con mi padre y después cuando ya esté instalado y conozca un poco la ciudad se va ella conmigo".

EL GOL A RIVER.

Su debut clásico.

Hace dos años atrás, con solo 17, Bentancur debutó en la Primera División de Boca. Lo hizo de la mano del "Vasco" Arruabarrena, que lo había ascendido para que hiciera la pretemporada con el plantel principal. Su primer partido fue frente a Vélez: entró y jugó 20 minutos. Y en el segundo le hizo un gol a River Plate en el clásico de verano. Marcó el quinto gol en la histórica goleada 5-0 de los xeneinzes. E incluso pudo haber convertido otro, pero Balanta se la sacó en la línea. Rodrigo se enteró que el "Vasco" lo había convocado para la pretemporada estando en su Nueva Helvecia natal. "Ahora se te acabó la joda. Llamó el gerente de Boca y tenés que ir 15 días a Tandil para hacer la pretemporada con Primera División", le dijo en aquel momento Roberto, su padre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)