ELIMINATORIAS

Fortaleza que pasó a ser debilidad

La Celeste ya no tiene la solidez de antes; en los últimos tres partidos recibió 9 goles y no sumó puntos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP

Uruguay confirmó anoche en Lima una faceta que hasta hace tres partidos no se había visto a lo largo de las Eliminatorias, pero que comenzó a aparecer en el encuentro contra Chile, se repitió ante Brasil y también en esta visita a Perú.

Los últimos tres encuentros que La Celeste jugó rumbo al Mundial de Rusia 2018 no solo los perdió todos, sino que siempre comenzó ganando. En Santiago contra los trasandinos, en Montevideo ante los norteños y ayer en el Estadio Nacional se puso en ventaja y luego le dieron vuelta los resultados.

Y quizá el rendimiento defensivo de esta selección tenga que ver y mucho con estas últimas producciones. Es que en estos tres encuentros Uruguay recibió nueve goles, cuando en los anteriores 11 le habían convertido solamente ocho.

Los números marcan a las claras un cambio radical, más allá de los rivales a los que se enfrentó. La retaguardia celeste debe recuperar la solidez, pero sobre todo la confianza.

Las Eliminatorias comenzaron con un equipo celeste que sin Luis Suárez mostró buenas facetas ofensivas y ganó partidos importantísimos, manteniendo por momentos el cero en el arco propio, pero sobre todo teniendo un rendimiento colectivo superlativo en todas sus líneas.

La caída contra Chile en Santiago comenzó a desnudar falencias uruguayas que Brasil las supo aprovechar en Montevideo y Perú en Lima.

La defensa no cambió de nombres, pero sí su rendimiento. La mitad de la cancha no muestra la solidez de las primeras fechas y eso se siente muchísimo en la última zona.

Además, el rival también juega y al equipo de Tabárez ya no se lo respeta tanto: se lo ataca, se lo lastima, le llegan y le convierten.

Ahora mucho tendrá el maestro para trabajar en base a estos resultados, rendimientos y estadísticas. Cuatro meses separan a Uruguay de la próxima doble fecha en la que se deberá recibir a Argentina en el Estadio Centenario y visitar a Paraguay en Asunción.

Son dos selecciones que están igual que Uruguay: buscando su lugar en Rusia. Pero hay algo que es claro y es que La Celeste depende exclusivamente de sí misma para llegar nuevamente al Mundial. Siguen siendo seis los puntos que la separan de Rusia.

Eso sí, la defensa deberá mejorar y el ataque mostrar las virtudes que sí se vieron en las primeras fechas de las Eliminatorias y que por una razón u otra se fueron dejando de lado y no lograron plasmarse en los últimos encuentros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)