SELECCIÓN

Las dudas del Maestro

El entrenador de la Celeste habló del presente y también del futuro: “el objetivo es ir al Mundial de Rusia”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabarez

Tabárez conoce a sus futbolistas como a la palma de su mano. El trabajo, la convivencia, el largo camino recorrido ha hecho de la selección una familia que pasó por momentos de enorme felicidad y también de instantes llenos de angustia y temores.

El presente de la Celeste no es el mejor, está claro, y no escapa a la visión del entrenador, que mantiene como gran objetivo la clasificación a la Copa del Mundo Rusia 2018, y por ende, los próximos partidos de la Eliminatoria, que se van a disputar a partir del 31 de agosto.

La selección lleva cuatro derrotas al hilo. Tres de las que duelen y pesan, en ese camino hacia el Mundial. Ante Chile, en Santiago, 3-1, frente a Brasil, en Montevideo 4-1, y con Perú, en Lima por 2-1. La derrota frente a Irlanda quedará en la lista de amistosos perdidos y nada más, pero genera preocupación, principalmente, por el bajo rendimiento que volvió a mostrar el equipo en la cancha.

"La selección necesita titulares pero también una cantidad suficiente de jugadores para ponerse a salvo de bajones de rendimiento", dijo el propio Tabárez en su última conferencia de prensa antes del partido frente a Italia en Niza.

De hecho, alineó a futbolistas en el once titular ante Irlanda que no habían ingresado desde el vamos jamás: Estaban Conde en el arco, Diego Laxalt y Jonathan Urretaviscaya.

Los tres tuvieron buenos desempeños, y mostraron que están a la altura de lo que la Celeste necesita. No fueron los únicos ingresos: Nández, Ricca y Alejandro Silva volvieron a tener minutos, así como el "Tata" González, uno de los más experimentados del plantel.

Hay dudas en el fondo y en el medio. Los bajos rendimientos preocupan, más allá de que Tabárez, y el plantel, han salido a flote de situaciones similares, o peores, cuando Uruguay caminaba por el filo de la cornisa y podía quedar afuera de los últimos Mundiales.

Uruguay ya no tiene la contención que tenía en el medio. Tampoco aquella recuperación de pelota que agobiaba a los rivales, y obviamente, ese bajón en mitad de cancha, repercute en el trabajo de la defensa, uno de los fuertes que tuvo la Celeste a lo largo de todo el proceso.

La selección recibió 12 goles en cuatro partidos, una cifra que no había cosechado jamás, y se viene Argentina, con Sampaoli co como entrenador y Messi en la cancha. "Lo importante es enfocarnos en la meta que es ir al Mundial. En estos partidos debemos observar lo más que se pueda y no quedarnos en los inconvenientes" , dijo el maestro tras la derrota ante Irlanda.

Tabárez reconoce que el presente no es bueno. "Eso hace que estemos en un momento que no es el mejor, evidentemente. Estamos en esa etapa, y no es muy agradable, pero por suerte y a su vez lamentablemente, tenemos experiencia en este tipo de bajones", agregó el entrenador.

Sin Godín en el fondo, sin Suárez ni Cavani en el medio, y con Cáceres prácticamente sin fútbol, el potencial de Uruguay es otro, no hay dudas, pero como dice el maestro, "estos partidos" servirán para despejar dudas y confirmar rendimientos.

"La selección también necesita jugadores para ponerse a salvo de bajones", tiró en una de sus frases. Y en eso está el maestro, en pleno trabajo de evaluación, de estudio y análisis. Sabe que no es fácil lograr el recambio, pero ya tiene experiencia y lo llevó a cabo con mano de cirujano, sin que le temblara el pulso.

Uruguay juega contra Italia pensando en Argentina. Falta, es cierto, pero no mucho, y hay que despejar las dudas.

Defensa - Es frágil.

Con todos en la cancha y en el equipo, Uruguay recibió demasiados goles en contra ante Chile, Brasil y Perú. Bajos rendimientos, distracciones y ausencias, han llevado a que la defensa Celeste ya no sea la de antes. Godín, no es el mismo, y "Maxi" Pereira no levanta.

Medio - Contención.

Quizás la falta de contención en el mediocampo repercuta en la zona defensiva. Lo cierto es que desde hace varios partidos la selección no tiene la recuperación de pelota que tenía ni la dinámica que ahogaba. Bajo Egidio Arévalo Ríos y el "Pato" Carlos Sánchez.

Fútbol - No aparece.

Tabárez siempre estuvo en las búsqueda de un enlace, de un generador de fútbol, y no lo ha encontrado. Los elegidos no respondieron y han tenido más sombras que luces. Lodeiro, Gastón Ramírez, y hasta De Arrascaeta. Jugó Laxalt, aportó algo, pero no mucho.

Ataque - Sin gol.

Sin Suárez o con él, la Celeste perdió peso en la ofensiva. Edinson Cavani marcó un gol ante Chile, otro frente a Brasil (de penal) y Carlos Sánchez anotó en Lima ante Perú. Contra Irlanda, el gol fue de "Josema" Giménez. El poderío atacante bajó y se siente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)