JOYAS DEL ARCHIVO

Celestes: contra Perú, pero hace medio siglo

Rafael Milans era un oficial militar que se había hecho fama como técnico de fútbol cuando a comienzos de la década de 1960 logró devolver a Central a primera división.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: archivo El País.

En 1964 le dieron una misión engorrosa: conducir a una Selección uruguaya formada por jugadores de clubes chicos para una gira por Europa. Los grandes tenían sus compromisos internacionales y no cedían a sus futbolistas. Al final el único que estuvo fue el aurinegro Alberto Spencer, un ecuatoriano que se puso la celeste.

Pero a aquel equipo le fue bastante bien: ganó en Marruecos y Austria y perdió apenas ante la Unión Soviética en Moscú e Inglaterra en Wembley. Milans fue confirmado entonces en el puesto para las eliminatorias para el Mundial de Inglaterra 1966, que se jugaría frente a Perú y Venezuela.

Muy diferente a la larga serie clasificatoria del presente, aquella instancia de 1965 empezó y se resolvió en menos de un mes. Uruguayos y peruanos derrotaron fácilmente a venezolanos, que recién se sumaban a las competencias internacionales. Y a continuación se jugaron el pasaje en su enfrentamiento directo.

Perú era entonces un adversario bisoño, pero ya asomaban algunas figuras como Chumpitaz, Cruzado y Perico León, que cuatro años más tarde formarían parte del equipo que sorprendió al mundo al eliminar a Argentina de México 70.

El 6 de junio, Uruguay venció 1 a 0 en Lima con gol del Pepe Urruzmendi, un enorme paso hacia Londres. La revancha tuvo lugar el 13 de junio en el Centenario. Jugaron aquella tarde Walter Taibo (Wanderers), Nelson Chabay (Racing), Jorge Manicera (Nacional), Mario Méndez (Nacional), Roberto Gil (Rampla Juniors), Omar Caetano (Peñarol), José Urruzmendi (Nacional), Pedro Rocha (Peñarol), Héctor Silva (Peñarol), Vladas Douksas (Danubio) y Danilo Meneses (Nacional). Es el equipo de la foto.

No resultó fácil, porque Perú comenzó ganando con un gol de Uribe a los tres minutos, pero después Lito Silva y Rocha permitieron darlo vuelta y llegar al Mundial sin dejar puntos por el camino. Fue la única vez que Uruguay se clasificó a una Copa del Mundo ganando todos los partidos.

Quien no estaría en el Mundial, sin embargo, sería Milans, sustituido por Ondino Viera. Eran tiempos en que el cargo de entrenador de la Selección uruguaya resultaba un oficio muy fugaz, que ni siquiera el triunfo aseguraba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)