ELIMINATORIAS

La Celeste durmió tranquila

El plantel celeste descansó en la tranquilidad de su búnker, lejos del ruido y custodiado por móviles policiales en los alrededores del hotel.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: José Mastandrea.

Mucha seguridad dentro y fuera, como para que el grupo seleccionado viviese con calma las horas previas al choque de esta noche.

Luego del desayuno, se hizo una reactivación física dentro del propio predio de la concentración, el almuerzo quedó fijado para las 13.00 horas, luego llegará la merienda, a eso de las 16.30, la charla técnica del maestro Tabárez, y luego la partida hacia el Estadio Nacional, prevista, en principio para las 18.30.

Muchos hinchas llegaron desde todas partes de Chile, otros vinieron de Buenos Aires, otros tantos desde Montevideo, no solo en el chárter, sino también en auto o en otros vuelos de línea.

Habrá estadio lleno, pero los Celestes tendrán un lugar reservado con pulmón custodiado por la policía, un tema que no escapa al operativo de seguridad previsto para el duelo de esta noche.

Los medios, obviamente, repasaron en la jornada de ayer los incidentes que se sucedieron a lo largo de los enfrentamientos, y repasaron el último, el que se sucintó en la Copa América 2015, con el famoso "dedito" de Jara a Cavani.

Una manera de ir poniéndole un poco de sal y pimienta a un partido de alto voltaje por los puntos en juego, fundamentalmente, para la Roja, que llega necesitada de puntos como nunca antes en un choque frente a la Celeste.

"Si se empata, Pizzi y Tabárez terminan contentos", dijo un periodista chileno que cubrìa la llegada de Uruguay. Y puede que tenga razón, porque en la situación que llegan ambos un punto, es un punto. Claro, los hinchas trasandinos piden más. Y si es contra Uruguay, mucho mejor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados