SUDÁFRICA 10 AÑOS

¡Qué bestia! El día que Luis Suárez se destapó en el Mundial 2010

Dos goles ante Corea del Sur para que Uruguay logre la clasificación a los cuartos de final en un partido emocionante y bajo la lluvia.

Luis Suárez celebra uno de sus goles ante Corea del Sur. Foto: Gerardo Pérez.
Luis Suárez celebra uno de sus goles ante Corea del Sur. Foto: Gerardo Pérez.

El recuerdo de Sudáfrica 2010 sigue latente para Uruguay, que un día como hoy pero hace 10 años vencía a Corea del Sur y se metía en los cuartos de final de la Copa del Mundo.

Aquel recordado encuentro, que se disputó ante más de 30.000 personas en el Nelson Mandela Bay de Puerto Elizabeth, estuvo marcado por la soberbia actuación de Luis Suárez.

La fiera se estaba despertando. El goleador empezaba a demostrar su esplendor en etapas decisivas y todo un país lo disfrutaba.

Tras su debut en las redes mundialistas frente a México para darle la clasificación a la Celeste de forma invicta a octavos de final, el “Pistolero” se despachó con un doblete para meter a Uruguay entre los ocho mejores del mundo.

El 26 de junio de 2010 Uruguay jugó a las 11:00 de la mañana frente a Corea del Sur y la historia iba a comenzar escribiéndose con un tempranero tanto celeste, porque un pase de Diego Forlán terminó con el 1-0 de Luis Suárez a los 7’.

Con esa ventaja, el equipo del maestro Oscar Washington Tabárez se fue al descanso, pero a los 67’ Chung-Yong Lee puso el empate y la incertidumbre se adueñó del Nelson Mandela.

Pero nadie iba a imaginar el desenlace de una historia que pondría a Uruguay entre los mejores del mundo.

A los 79’, tras un córner y una serie de rebotes, Luis Suárez se hizo de la pelota y con una notable definición a colocar anotó el 2-1 para el delirio de los jugadores adentro de la cancha, de los hinchas en el estadio y de todo el pueblo uruguayo.

La Celeste se impuso 2-1 y avanzó a los cuartos de final, instancia en la que el 2 de julio se enfrentaría a Ghana en otro épico partido.

Pero esa tarde de Puerto Elizabeth quedó marcada a fuego para Suárez, que seguía demostrando su nivel en la elite del fútbol, ya que llegó a Sudáfrica 2010 como una de las promesas celestes y lo empezaba a confirmar con goles. El tanto a México en fase de grupos y el doblete a Corea del Sur en octavos de final despertaron la capacidad goleadora de un jugador Clase A que deslumbró a todos, pero que recién comenzaba a demostrar todo lo que sería capaz de hacer.

Es que su carrera profesional tras Sudáfrica fue en alza: en enero de 2011 llegó al Liverpool de Inglaterra, club en el que siguió demostrando todo su poderío goleador y a pesar del trago amargo de Brasil 2014, donde anotó dos goles, cumplió su sueño de llegar al Barcelona.

Hoy, 10 años después de un partido decisivo, Luis Suárez sigue más vigente que nunca haciendo valer una frase que suele repetirse: “Lo realmente importante no es llegar a la cima; sino saber mantenerse en ella”. “Lucho” llegó, se mantuvo y va por más, porque su gran meta es Catar 2022.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados